facebooktwitter

Usted está aquí:Inicio > Opinión > Mostrando artículos por etiqueta: Ruben Capria - Esperanza Racinguista
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
Lunes, 11 Diciembre 2023 21:10

El último que apague la luz

 

Las fichas de dominó fueron cayendo mientras en Racing nadie a nivel dirigencial daba señales de comprender el contexto que se estaba atravesando. Desde hace 73 días perdió a su entrenador principal Fernando Gago, expuso a los técnicos de reserva que también se fueron y ahora a Víctor Blanco le renuncia incluso Rúben Capria, el tamiz que filtraba responsabilidades con un cargo nominal. La falta de previsión expone a una dirigencia que calla y acompaña a un Presidente que otra vez demoró y postergó el ejercicio de gestionar con ambición.

 

 


 

Las advertencias, alertas diríamos, fueron manifestadas reiteradamente. Este juego de especular y someter la toma de decisiones al compás de la fortuna suele ser implacable a largo plazo. Después de todo en este deporte generalmente prevalece la lógica. Y esta conducción se encerró en un espacio donde el afuera, esas 20 o 30 personas que se manifiestan en la cancha los días de partido, por citar palabras del Presidente, es un grupo de gente equivocada, ansiosa y exigente. Así las cosas, será complejo salir de este estado de letanía. Vendrá un año eleccionario que, por intuición, servirá como excusa para activar o no, ya veremos, ese músculo llamado supervivencia. Con todo, otro calendario de oportunidades pasó de largo.

 

Dentro de esas alertas que el mundo Racing fue manifestando se ponderaba como la mayor cuestión a corregir la falta de planificación a la hora de armar el plantel que tendría por delante un 2023 cargado en su calendario con las tres competencias locales y la Copa Libertadores. La tardía reacción en cada ventana que ofreció el mercado de pases y la falta de precisión en las elecciones realizadas terminaron por socavar una base frágil desde la cual se partía en enero de este año. En junio, cuando se abrió la nueva oportunidad de reforzar el equipo, la demora en las negociaciones condicionó el segundo semestre, entre otros aspectos. Anestesiados por aquellas dos finales ganadas ante Boca, Presidente, Asesor deportivo, entrenador y compañía, se fueron quedando sin recursos para revertir una tendencia que presagiaba un final de año conflictivo.

 

Sin advertir que el ciclo de Fernando Gago presentaba grietas por todos lados, su salida encontró al Presidente, a fin de cuentas quién toma las decisiones por más que oyera a Capria o su núcleo más cercano, desguarnecido ante la renuncia del entrenador, sin haber tomado nota nunca, por aquello de no entender los reclamos del afuera, que este episodio podría presentare en cualquier momento. Recurrió a los entrenadores de la reserva, Sebastián Grazzini y Ezequiel Videla, apostando primero a ganar tiempo en la búsqueda de un nuevo director técnico y luego a que la dupla, en base a resultados positivos, se postulara también como una opción a futuro. Habrá escuchado usted aquello de la metodología del vamos viendo, hábito incorporado ya por Víctor Blanco.

 

Las últimas apariciones del Presidente, donde sostenía que si la dupla conseguía el título en la Copa de la Liga se posicionaba como una alternativa sólida a futuro, no cayeron bien, sobre todo en Grazzini. Incluso el propio entrenador lo expresó así en conferencia de prensa luego de la eliminación ante Rosario Central por los cuartos de final de la competencia doméstica. Este método Blanco no solo desgasta a los hinchas. Evidentemente los protagonistas, jugadores y/o entrenadores, también perciben esta postura como algo nocivo y fuera de término además para los tiempos híper profesionalizados que atraviesa el fútbol. Un club que recaudó millones de dólares en los últimos 10 años se maneja aún como si fuera un club de barrio, emparchando situaciones y esperando que las cosas se acomoden naturalmente, sin ayudar con el ejercicio vital de la toma decisiones.

 

Y aquí simplemente abordamos lo más superficial de la actividad que tracciona la vida diaria de Racing. Sin profundizar en otros aspectos deficitarios sobre el manejo del fútbol profesional, donde podríamos encontrar además mucho hilo para largar del carretel, hay otras áreas del club que precisan atención y dedicación. Esta conducción se puso como punto de partida, para trazar un diagnóstico sólo de virtudes, tiempos ya lejanos de orfandad dirigencial o penurias económicas. La narrativa construida hace foco en una porción de tiempo muy negativa de la historia de este club pero prescinde de los años más gloriosos que atravesó Racing donde se erigió como uno de los pilares del fútbol argentino. La semana pasada, por ejemplo, se conmemoró un nuevo aniversario del tricampeonato de 1949, 1950 y 1951. ¿Se imagina usted como hubiera reaccionado el hincha por aquél entonces si la dirigencia hubiera puesto un freno a esa ambición deportiva por seguir cosechando títulos? 

 

El relato construido desde adentro, repetido hasta el convencimiento, se expone ante medios nacionales y de mayor alcance como una verdad absoluta, irrefutable y que invita a sospechar de aquél reclamo ejercido por el socio e hincha. No son pocos los comunicadores de medios masivos que se preguntan dónde nace esta ansiosa necesidad de pretender protagonizar y mejorar de parte de los espectadores Racinguistas. ¿Será acaso un modo de entender la vida, en donde cualquier ser humano busca, entre otras cosas, mejorar en todos los aspectos posibles de su cotidianeidad? Transfiriendo este hábito a Racing, ¿no querrá el hincha compararse con los mejores años del club? Que por cierto fueron muchos más que los opacos días que Blanco toma como referencia para poner su punto de comparación.

 

El 2024 será un año de elecciones. Seguramente el instinto de supervivencia despertará ese músculo inactivo, en búsqueda de sostener un status quo y no perder el poder adquirido a lo largo de estos años. Atendiendo al contexto de otros clubes grandes que judicializaron sus comicios, habrá que estar alertas también al desarrollo de estos meses previos, para no dejar lugar a las maniobras que puedan deteriorar la calidad de vida democrática. El fútbol será el termómetro seguramente para que todo esto se mantenga en su dinámica natural. En Racing no hay lugar para inestabilidades institucional. Ya pasó por ese período de incertidumbre y recuperó actividad democrática, no sin antes recorrer un camino de recuperación doloroso.

 

En definitiva, el año que se escurre deja otra vez la sensación de inacción por parte de quienes conducen. Esa mirada introspectiva que sirve para detectar defectos y virtudes no existió y el mensaje pareció más desafiante ante cada reclamo. Al pedido de salida del entrenador se expuso a la dupla que dirigía la reserva. El "proyecto" ahora no tiene ni a esos entrenadores de reserva que tan buen trabajo estaban realizando en su espacio ni a Capria. El cuestionado asesor fue respaldado con una renovación de contrato cuando su tarea era aún más examinada y las fallas se detectaban por doquier. Apenas unos días después renuncia.

 

Habrá mucha tela para cortar en 2024. Hoy, en el epílogo de 2023, resta definir quién será el entrenador del primer equipo para la próxima temporada y se ponga al frente del grupo cuando regresen a los trabajos el 27 de diciembre o principios de enero. Además habrá que diagramar la conformación de un plantel que arrastra una mochila de frustraciones pesada. Y buscar, entendiendo que el plan sigue siendo contar con un director deportivo, manager, asesor o guía en esa área, quién acompañe al Presidente en esta faceta. 

 

Por lo pronto, el proyecto deportivo no tiene entrenador de primera ni reserva. Tampoco tiene ahora ese puesto intermedio entre dirigentes y fútbol profesional.

 

Hace 73 días que renunció Fernando Gago. Si existiera la planificación aún los escenarios desfavorables serían previstos. Mientras tanto, vamos viendo.

 

Paolo Cella

 

@EspeRacinguista

 

@Paolo_Cella

 

Publicado en Opinión
Miércoles, 06 Diciembre 2023 13:49

Día clave para el futuro de Racing

Durante el transcurso de estas horas, Victor Blanco se juntará con la dupla técnica y el Mago Capria para definir su futuro.

Publicado en Actualidad
Lunes, 04 Diciembre 2023 00:19

Ni el tiro del final lo salvó

Racing y Rosario Central empataron 2 a 2 en el  estadio Padre Martearena de Salta por los cuartos de final de la Copa de la Liga y el Canalla se lo llevó en los penales. Tras quedar 2 goles abajo el equipo de Grazzini – Videla pudo igualar un partido que rescató sobre el final para llevarlo a la tanda de penales. Allí fue castigado otra vez, como en otras ocasiones, por no poder o no saber dar el salto que todo el año amagó con dar. Se va una temporada sin pena ni gloria. La falta de previsión le pasó factura a la Academia.


 

El formato del partido estaba claro conociendo los antecedentes de los dos equipos. Racing apostando a la circulación de pelota, con posesiones largas para encontrar espacios y poder poner gente cerca de Broun. Rosario Central jugando directo con lanzamientos largos para el colombiano Campaz y la sociedad que pudieran tener con Malcorra por esa zona izquierda de su ataque. Con este plan de juego bien delimitado el primer tiempo tuvo bastante ida y vuelta, la mitad de cancha fue de rápido pasaje.

Lo mejor de Racing nació siempre en los pies de Juan Fernando Quintero. El colombiano  tomó como punto de partida la derecha para luego centralizarse y desde ahí generar lo mejor del equipo. De un remate suyo de media distancia llegó el primer aviso. Más tarde en la puerta del área buscó acomodarla abajo pero se fue rozando el poste izquierdo del arquero rosarino. Central ofreció espacios para jugar en esa porción de la cancha, detrás de los volantes, donde el colombiano encontró su mejor lugar.

Pero la influencia de Quintero también estuvo presente en las asistencias. Directa o indirectamente, desde su zurda Racing pudo crear peligro. Ese pase filtrado para Hauche, saltando líneas de pase por abajo, fue el más determinante. Luego fue el conector de un equipo que salvo por él o las aceleraciones de Baltasar Rodríguez o Agustín Ojeda, no rompe la cadencia de juego. Impreciso Juan Nardoni, con la sola presencia de Gabriel Hauche el equipo necesita mayor caudal de juego y llegadas para someter a un rival que tenía como plan esperar y salir de contra.

Sobre el cierre otra de las especialidades de Central, la pelota parada. El envío de Malcorra pasado, la mala salida de Arias y el penal sobre Mallo que Campaz cambió por gol. Mientras Racing perdonó, lo tuvieron dos veces Ojeda, una Hauche y las dos anteriores de Quintero, el Canalla aprovechó sin dudar la oportunidad y se fue al descanso en ventaja.

El complemento presentó un desarrollo aún más notable en cuanto a posturas. Racing completamente volcado en ataque y Central agazapado para la contra. Pero antes de poder asimilar esta tendencia llegó el segundo, de pelota parada. Son incontables los defectos que  este equipo arrastró a lo largo del año. Y en esta faceta no fue menos deficiente. El gol de Sandez estiró la ventaja del Canalla y profundizó la búsqueda de Racing que terminaría el partido con Vecchio, Quintero, Almendra Roger, Romero, Hauche y Ojeda.

Llegó al empate de tanto ir, primero con la asistencia de Vecchio para Roger y la definición del colombiano para descontar y luego con el penal ya en tiempo de descuento de Quintero. Rosario Central desperdició varias oportunidades de esas que permiten intuir que ante el menor descuido el rival se puede meter de vuelta en partido. Y eso sucedió para Racing a partir de cada yerro rosarino.

La tanda de penales castigó la falta de resolución durante los noventa minutos. Antes del 0 – 1 el equipo no aprovechó las chances que creó y tuvo que correr de atrás en un partido que le presentó espacios para poder explotar mejor. Las lesiones minaron el recorrido y el plantel siempre estuvo al límite en ese aspecto. Las ausencias en tramos determinantes condicionaron su andar, así como los defectos defensivos evidentes nunca corregidos.

Racing quedó eliminado y así pasó un año sin dar en el objetivo. Deberá definir un entrenador en breve para 2024 y acomodar un plantel que necesita ajustes en todas sus líneas. Esto claro está según la mirada de una gran parte de la opinión pública. Porque si es por los dirigentes, todo estará por verse, hay poco para cuestionar y nuestros parámetros de exigencia son desdemedidos.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella 

Publicado en Partidos
Jueves, 19 Octubre 2023 23:09

No levanta cabeza

Sarmiento y Racing igualaron 1 a 1 en Junín por la fecha 9 de la Copa de la Liga con goles de Guido Mainero y Balthasar Rodríguez. Con más argumentos en el complemento tras una opaca y deslucida actuación en el comienzo, el equipo de la dupla rescató un punto cuando todo parecía desolación. Adeuda fútbol este equipo que está afuera de las competencias internacionales de 2024 a la espera de que Víctor Blanco se decida a traer un entrenador. Mientras tanto, vamos viendo.


 

Los partidos que juegan Racing tienen un formato muy parecido. Durante todo el ciclo de Fernando Gago y este interinato con extensión indefinida de Grazzini y Videla, los rivales le dan campo y pelota  a la Academia. El sentido de esta ofrenda es atacar los espacios que deja el equipo a espaldas de su última línea o capturar alguna pérdida en zona baja para lanzar una salida rápida de contra. Todos toman nota de esto pero el estilo que entrenadores y futbolistas prefieren no se altera.

Desde que comenzó el partido Sarmiento hizo esto que advertimos, replegando líneas cerca de Devecchi, dejando que Racing maneje la pelota con los centrales y sostener el orden hasta encontrar una ventana de escape. Para colmo el manejo de pelota del equipo que dirige la dupla es espeso, sin aceleración y con tanto anuncio que sólo hay que mantener la aplicación táctica para aguardar una oportunidad.

Antes de la expulsión de Ojeda a los 30 minutos del primer tiempo, y luego de ella, Sarmiento tuvo dos opciones claras de gol con esa ejecución del plan antes descripta. Un ingreso de Marinelli por derecha que tenía a Fontana por dentro para definir pero prefirió su remate. Y luego el gol de Mainero, previa  asistencia de Fontana, que ingresó a espaldas de Colombo. Goles repetidos, ataques similares de los rivales y nula corrección de defectos por parte de Racing.

Con la pelota en los pies el equipo fue insulso. Posesiones largas, con movimientos anunciados y girar la pelota de lado a lado sin romper líneas. Las pocas apariciones de Quintero son el único momento de lucidez pero se pierden en resoluciones fallidas. Apenas dos remates de Almendra por encima del horizontal y uno de Moreno desviado suenan a poco. Sarmiento estuvo cómodo con 11 y 10 futbolistas en este primer tiempo.

El segundo tiempo profundizó las posturas de uno y otro. Sarmiento con diez futbolistas se replegó más cerca de Devecchi y ya no intentó siquiera alguna contra. Racing puso sus marcadores centrales en campo rival, colocó gente adentro del área pero no pudo encontrar caminos al arco local con claridad. Un par de ingresos de Hauche por derecha que no encontraron  destino de gol y nada más.

La realidad es que Racing generó peligro sólo con remates de media  distancia. Sarmiento juntó a sus nueve futbolistas de campo dentro de su área y dejó que el equipo de la dupla tuviera que mover la pelota de un lado a otro. Así era de media distancia el único camino viable para llegar hasta el gol. Remataron Piovi, Gómez y Quintero entre otros, pero fue Balthasar Rodríguez a los 47 el que estampó la igualdad.

Racing, sus futbolistas, Blanco y Capria en realidad, no asumen aún la salida de Gago. Juega igual, con los mismos defectos que lo estacionaron en una zona inestable. Afuera de los puestos de cuartos de final en esta copa doméstica y también excluido de las copas internacionales de 2024. Si nos guiamos por las palabras del asesor deportivo, no hay de qué preocuparse. Hace 20 días el club no tiene entrenador y el Presidente ha decidido ir partido a partido. En Racing está todo bien, somos demasiado exigentes.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

Publicado en Partidos
Martes, 10 Octubre 2023 16:55

Gustavo Alfaro, el gran candidato

El ex entrenador de la Selección ecuatoriana se perfila para ser el reemplazante de Fernando Gago.

Publicado en Actualidad
InicioAnterior123456789SiguienteFinal
Página 1 de 9

 

Opinión

Por ahora no compite

Opina:

Una nueva frustración de Racing en apenas un par de semanas. La eliminación de Copa Argentina ante Talleres de Escalada se inscribe dentro de las frustraciones más recientes. Sucede que la salida temprana en la Copa de la Liga y…

Próximo Partido

Racing vs Talleres RE

Equipo 1


Jueves, 02 Mayo 2024

21hs


Árbitro: A designar

TV: Canal de Youtube ER

Torneo: Copa Argentina 16vos

Equipo 2

Último Partido

Triunfo con buenas sensaciones
Torneo: Liga Profesional de Fútbol

Equipo 1
Equipo 2

Último Programa

Tabla de Posiciones

                COPA LIGA PROFESIONAL 2024

                                ZONA B

# Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC DIF
1 Godoy Cruz 29 14 9 2 3 16 6 +10
2 Estudiantes (LP) 27 14 8 3 3 19 9 +10
3 Def y Justicia 26 14 7 5 2 17 13 +4
4 Boca Juniors 25 14 7 4 3 20 12 +8
5 Racing Club 24 14 7 3 4 24 11 +13
6 Lanus 23 14 7 2 5 20 14 +6
7 Newells 21 14 6 3 5 13 15 -2
8 Union 20 14 5 5 4 16 14 +2
9 Platense 18 14 4 6 4 10 14 -4
10 San Lorenzo 16 14 3 7 4 10 14 -4
11 Belgrano 14 14 3 5 6 19 21 -2
12 Central Cba (SdE) 11 14 2 5 7 10 20 -10
13 Sarmiento (J) 9 14 2 3 9 9 19 -10
14 Tigre 5 14 1 2 11 7 25 -18

                       COPA SUDAMERICANA

                                GRUPO H

# Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC DIF
1 Racing Club 9 3 3 0 0 7 1 +6
2 Bragantino 6 3 2 0 1 3 4 -1
3 Coquimbo Unido 3 3 1 0 2 2 3 -1
4 Sp. Luqueño 0 3 0 0 3 1 5 -4

Compartir