facebooktwitter

Usted está aquí:Inicio > Paolo Cella - Esperanza Racinguista
Paolo Cella

Paolo Cella

Paolo Cella - Periodista, editor en Esperanza Racinguista - Socio de Racing

Domingo, 18 Febrero 2024 00:15

Un freno a la ilusión

Derrota de Racing por 2 a 0 ante Godoy Cruz como local por la sexta fecha de la Copa de la Liga. Más allá de haber tenido un buen primer tiempo y situaciones como para adelantarse en el marcador el equipo se desmoronó tras el primer gol del Tomba. Una derrota, la segunda como local, que le pone un freno a una semana del clásico. No es para encender alarmas pero si para poner los pies sobre la tierra.

 


 

Con los regresos de Agustín almendra y Juanfer Quintero por Facundo Mura y Leonel Miranda respecto al duelo ante Newell´s, Racing presentó en cancha el equipo que pareciera ser lo más cercano al ideal de Gustavo Costas. Así las cosas, con Santiago Solari volcado ya como volante y no de extremo como en Rosario, hubo un sutil ajuste: Tobías Rubio fue lateral derecho y Gabriel Rojas inició de lateral izquierdo para comenzar con una línea de cuatro en el fondo. Movimientos también pensados en función del rival.

Está claro que este equipo tiene atributos ya que comienzan a reconocerse, aun cuando todavía tiene margen de crecimiento. Generó bastante en el primer tiempo, no con tanta claridad, pero sí con acumulación de gente en zona de ataque. Las bandas fueron elegidas para orientar los ataques pero esta vez le faltó resolución por dentro. Algunos centros cruzados de Solari y Rojas no encontraron ni a Adrián Martínez ni a Maximiliano Salas en zona de definición. Por algo al Tomba aún no le han convertido en esta Copa.

Tuvo un buen partido Almendra, con movilidad y ascendencia en el juego. Más libre que Zuculini, de flojo encuentro, el ex Boca probó primero de media distancia pero su remate se fue ancho. Más tarde Bruno reventó el palo también probando desde afuera. Antes, a la salida de un córner, Juanfer no pudo con Petroli. Racing hizo méritos para adelantarse en el marcador pero no pudo trasladar a la red ese dominio territorial y en el juego sobre Godoy Cruz.

Tampoco estuvo fino en la resolución Solari. Un par de veces, como en otros partidos, marcó pases al vacío que desde los pies del colombiano son asistencias, pero el ex Defensa siempre precisa un tiempo más para definir y los rivales bloquean sus definiciones. En el primer tiempo lo tuvo dos veces, en el segundo ya tuvo tiempo de correr hacia el arco de Petroli pero el arquero le tapo el tiro.

Ese comienzo del complemento fue intenso por parte de Racing. A aquella situación de Solari se suman un par centros cruzados que no tuvieron receptores claros, porque tanto Salas como Martínez tuvieron la marca de Barrios y Rasmussen que los incomodaron toda la tarde noche. Y para colmo en cinco minutos Badaloni marcó un doblete casi fuera de contexto que hundió al equipo anímicamente.

Sin respuestas adentro, Costas ya hizo cambios pensando más en clásico que en lo que faltaba de partido. Los caminos dejaron de ser claros y Godoy Cruz, especialista en esto de cerrar espacios, descansó cerca de su arquero sin pasar apuros. El golpe de ese par de goles en apenas cinco minutos lo desmoronó a Racing.

Habrá que tomar nota del primer tiempo donde el equipo fue protagonista, generó situaciones de riesgo y tuvo imaginación para poner mucha gente en campo rival. Deberá aprender que no siempre los delanteros quedarán tan libres de cara al gol y saber manejar otras alternativas para encontrar soluciones. Las apariciones de Juanfer fueron pocas pero lúcidas, la sociedad con Almendra crece partido a partido y el ataque por las bandas, más claro Rojas que Solari, es un punto de partida para seguir desarrollando.

Le falto ubicar más claro a Martínez y que Salas pueda ser un delantero más cercano al gol que al sacrificio. Remontar situaciones adversas, como ante Unión en la primera fecha y hoy, es algo que deberá resolver si pretende protagonizar. Hoy, como aquél día del estreno ante el Tatengue, sintió el golpe y no tuvo reacción.

Las derrotas nunca son oportunas pero esta de local, a una semana del clásico y con la zona tan compactada en puntos, es más inoportuna que nunca. Será desafío de todos reaccionar ante esta adversidad luego dos goleadas que elevaron los ánimos con la sabiduría que corresponda para retomar el camino que transitó a partir de la segunda fecha.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella                

 

 

 

Lunes, 12 Febrero 2024 23:26

Un equipo serio

Racing le ganó 4 a 0 a Newell´s en Rosario en el inicio de la quinta fecha de la Copa de la Liga con dos goles de Adrián Martínez y los restantes de Facundo Mura y Bruno Zuculini. En una noche seria el equipo de Gustavo Costas fue contundente y parejo en su andar para quitarle el invicto a la formación de Mauricio Larriera. Sumó de a tres en este estadio después de 14 años y va creciendo partido a partido con uno de los atributos que su entrenador pretende: intensidad para jugar cada fecha.


 

Con los ingresos de Facundo Mura y Leonel Miranda por Juan Fernando Quintero y Agustín Almendra Gustavo Costas comenzó a darle rotación al equipo. Claro que las características de los  futbolistas que salieron le restaban a la formación la capacidad de tener un elemento como el colombiano, capaz de hacer jugar a sus compañeros. La postura inicial no dio esa sensación porque Racing estuvo en ese comienzo jugando en campo de Newell´s, creando situaciones y con la presencia de su última línea en la mitad de la cancha.

Primero lo exigió Maximiliano Salas a Ramiro Macagno con un remate que se desvió en Glavinovich, donde el arquero tuvo que retroceder sobre sus pasos para mandarla al córner. Unos minutos más tarde lo tuvo Adrián Martínez de zurda, entrando por izquierda tras un yerro de Fernández Cedrés, similar al de Carlos Sánchez el último viernes, pero el ex Instituto abrió demasiado su remate. Ese arranque dominante tenía sustento en la postura de Leonel Miranda y Bruno Zuculini que en ese período de tiempo ganaron la pulseada de la mitad de la cancha.

El gol a los 21 minutos, con ese remate de Facundo Mura que se desvió en un defensor local, parecido a aquella acción de Salas al comienzo, reafirmó ese tramo favorable de Racing, dominante sin tener tanto la pelota pero acortando caminos con la búsqueda directa a los dos delanteros. Lo volvió a tener Adrián Martínez de volea, tras centro de Mura y de haber tenido precisión en alguna contra hubiera acrecentado el resultado antes. Eso sucedió recién al final con la asistencia de Solari para el segundo gol, con la definición suave de Maravilla para el 2 a 0 al término del primer tiempo.

Antes de eso la Lepra creció por derecha con las trepadas de Armando Méndez y los envíos cruzados desde esa zona buscando a Ramírez, su goleador. La más clara fue la doble atajada de Gabriel Arias primero ante el desvío de Ever Banega y luego ante la chilena de Ramírez, todo en la misma jugada. El partido hasta allí no presentaba atisbos de tener un desenlace como el que tendríamos sobre el final.

Apenas comenzó el segundo tiempo pareció caerle el martillo al juego con ese golazo de Bruno Zuculini, quién respaldó el ataque y tras el desborde de Solari, cuando parecía que la jugada se había diluido, capturó esa pelota de frente al arco y la clavo al ángulo izquierdo de Ramiro Macagno. Ese 3 a 0 al comienzo del complemento fue un golpe duro para el equipo local. La distancia de tres goles ya era demasiado con tanto por jugar.

El cuarto gol del partido, segundo de Adrián Martínez en su cuenta personal, a los 12 minutos ya terminó por sentenciar el desarrollo del encuentro que solo tuvo como objetivo darle minutos a Agustín Almendra, Juanfer Quintero, Agustín Urzi, Ignacio Galván y Nazareno Colombo para seguir con la dosificación de minutos.

Hay atributos para destacar en este Racing que empiezan a vislumbrarse más allá de los rendimientos individuales como Adrián Martínez, Bruno Zuculini o Santiago Sosa, por citar tres que vienen en crecimiento. Colectivamente comienzan a surgir situaciones para ponderar como la entrega colectiva para trabajar cada duelo. Desde sus atacantes surge esa intensidad que Costas pretende imponerles a sus futbolistas.

La seriedad de la noche rosarina es un matiz para destacar. Racing llegó al Coloso para jugar contra un equipo invicto y en un escenario donde no se llevaba los tres puntos desde hacía 14 años. Con la sabiduría para manejar los tiempos del partido y no darle la chance a Newell´s de reaccionar. Gustavo Costas empieza a vislumbrar aquello que tanto pregona de la intensidad y la competencia interna, dos factores que alimentarán las aspiraciones de Racing en este 2024.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

Sábado, 10 Febrero 2024 08:38

Una noche maravillosa

Racing le ganó 4 a 1 a San Lorenzo por la cuarta fecha de la Copa de la Liga con tres goles de Adrián Martínez y el restante de Facundo Mura. El descuento para el equipo visitante lo anotó Cristian Ferreira. La formación de Gustavo Costas sacó adelante un clásico jugando bien y goleando. Con la intensidad que su entrenador pretende y una noche angelada para el ex delantero de Instituto que además asistió en el cuarto gol. Al ritmo de Quintero la cosa suena diferente. Con un nueve adentro del área también.


 

La única variante respecto al partido del lunes en La Plata fue el ingreso de Maximilano Salas por Gastón Martirena. Esto hizo que Santiago Solari regrese al costado derecho  y el ataque estuviera conformado por el ex All Boys y Adrián Martínez. Más peso ofensivo, libertad a Juan Fernando Quintero para encontrar su espacio y mucha intensidad. A pesar de un inicio dubitativo, incluso con una chance de gol para la visita apenas comenzado el partido, el equipo afirmó su postura y creció con juego para dominar el trámite del partido.

Las variantes en ataque ya son evidentes con la presencia de los dos atacantes con pasado en el ascenso. Pueden jugar corto o bien ser descarga para los lanzamientos directos. Así llegó la apertura del marcador, con Salas aguantando, permitiendo el desborde de Gabriel Rojas y un centro que tras la pifia de Carlos Sánchez encontró a Martínez expectante para capturar ese error debajo del arco y adelantar a Racing en el marcador.  

Antes de ponerse en ventaja el equipo había dado un par de pasos adelante en el campo de juego, con Agustín Almendra y Bruno Zuculini sobre todo, para empezar a arriar a San Lorenzo hacia su campo. La preferencia de los ataque dependía de encontrar a Quintero, libre para ubicar su espacio y desde allí poner a jugar al equipo. Iniciando de derecha al centro el colombiano le fue poniendo su impronta al partido. Lo tuvo Solari tras una salida de un córner, Salas eludiendo a Altamirano y levantando su remate y otra vez el ex Defensa tras una habitación quirúrgica del 8. Tres asistencias del colombiano que con sus apariciones levanta al público de sus asientos.

Pero el segundo llegó desde la derecha. La secuencia de pases que inició por izquierda terminó en Solari, parado con altura de extremo, ganando el duelo ante Braida, y un centro que ubicó a Martínez entre Sánchez y Romaña. La definición de primera del ex Villa Dálmine estiró la ventaja y rubricó la supremacía de la Academia sobre un rival que cuando tiene que salir de su plan padece los partidos. La diferencia entre tener alguien dentro del área, expectante y alerta, con hambre de gol, se notó esta noche.

La postura para el complemento fue diferente. Con el atenuante del calendario apretado, los dos goles de ventaja y un San Lorenzo que necesitaba sí o sí cambiar su imagen, el equipo dio unos pasos para atrás. El ingreso de Nahuel Barrios hizo que el equipo de Insúa tuviera algo más la pelota pero sin poder perforar la defensa de Racing, donde otra vez destacaron Santiago Sosa y Agustín Garcia Basso. Ganar los duelos individuales alimentó el ego defensivo y permitió sostener al equipo bien alto.

El tercero de Adrián Martínez selló el partido más allá del descuento de Ferreira ante la mala decisión de Sosa, con cierto relajo por la ventaja de tres goles quizás. Pero las ideas de San Lorenzo no fluían, Racing comenzó a defenderse con secuencias de pase largas y así lograr que corran los minutos. Tiempo para el estreno de Agutín Urzi, el ingreso de David González y el cuarto gol de Facundo Mura, para que Maravilla además de sus tres goles se anote una asistencia.

Un partido que en la previa tenía pronóstico de marcador cerrado, por los antecedentes del rival, fue sacado adelante con altura por parte del equipo de Gustavo Costas. Intenso y agresivo, para jugar y defender, le puso otro pulso al duelo, diferente al de La Plata, donde le costó hacer pie. Jugó bien, ganó y sometió a un rival que no suele ser goleado.

Los matices del triunfo se explican en estos aspectos pero también en la noche de Adrián Martínez, un nueve que parado donde deben jugar los centros delanteros se anotó un triplete. Pero también en la presencia de Juanfer Quintero, quién desde su fútbol invita a sus compañeros a jugar. Puntos altos como Salas, Almendra, Zuculini y Sosa además alimentan el crecimiento del equipo. Encontrar la puesta a punto con partidos como este de plataforma de lanzamiento será mucho más fácil.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

Lunes, 05 Febrero 2024 23:58

Un paso atrás en el juego

Estudiantes y Racing empataron 0 a 0 en La Plata por la tercera fecha de la Copa de la Liga. El equipo local fue superior en gran parte del juego y generó las situaciones más claras. La Academia sigue sin resolver el retroceso aun iniciando con cinco defensores. No tuvo caudal de juego y el arco de Mansilla recién lo tuvo cerca en los últimos diez minutos de partido. Gustavo Costas tiene que seguir buscando porque lo observado ante Tigre se entiende más por el calibre del Matador. Hoy ante un adversario de fuste padeció el partido.


 

Con el ingreso de Gastón Martirena por el lesionado Roger Martínez Racing se presentó en La Plata con esa única variante respecto al triunfo ante Tigre. Claro que las características bien diferentes entre el colombiano y el uruguayo postularon el manifiesto de partido que Gustavo Costas imaginó para visitar a Estudiantes. No le dio resultado defensivamente porque las espaldas del lateral uruguayo fueron constantemente atacadas y vulneradas por Benedetti y Zapiola. Eduardo Domínguez advirtió ese espacio como la debilidad a explotar.

La otra cuestión que atenta contra cualquier armado táctico radica en la pasiva gestión de la recuperación de pelota que tuvo el equipo. No presionó bien y solo pudo defenderse cuando Almendra y Quintero sintonizaban la frecuencia del juego, tomaban contacto con la pelota y podían sumar dos o tres pases. Esa secuencia no tenía continuidad porque adelante Martínez estuvo más de espaldas, peleando con Fernández y Romero, que marcando líneas de pase. El movimiento de Solari de volante a segunda punta le quitó sorpresa. La raya evidentemente lo ordena más al ex Defensa y Justicia.

Estudiantes buscó con lanzamientos de izquierda al centro, sobre todo al cajón entre Sosa y García Basso, ubicar al ex Racing Correa, para que el atacante quedara siempre perfilado al arco de Arias. Lo tuvo un par de ocasiones, pero erró en la definición. La más clara fue a la salida de un pique que equivocadamente el árbitro Ramírez otorgó al combinado local y era para la Academia. Correa reventó el travesaño. Luego le anularon un gol por fuera de juego a instancias del VAR.

Hasta los 13 del segundo tiempo, cuando Domínguez cambió los volantes  ofensivos Atum y Zapiola para mandar al campo a Piatti y Altamirano; y sobre todo con el segundo gol anulado a instancias del VAR a Fernández, Estudiantes hizo méritos para ponerse en ventaja ante un rival que nunca encontró el partido. Adentro los futbolistas no fueron capaces de leer el juego y afuera el entrenador tardó en mover las fichas. El entre tiempo ya pedía hacer cambios. Costas quiso darles redención a sus futbolistas pero no lo consiguió.

Los ingresos de Salas, Galván y Conti por Solari, Rojas y Martirena buscaron refrescar piernas, no ideas. Ahí todo parece depender en lo que Quintero y al apoyo de Almendra puedan crear. Sin laterales profundos, con el único delantero de espaldas al arco y el equipo sin movilidad todo se vuelve anunciado, a la espera de una iluminada maniobra del colombiano. Costas deberá darle herramientas de apoyo a Quintero para no agotar las fuentes de creación. El juego directo con Martínez puede servir como vía de escape o alternativa pero no puede convertirse en un método de juego.

El empate terminó quedándole mejor a Racing. Estudiantes dominó durante un tramo largo del juego y generó situaciones para tomar la ventaja. La Academia reaccionó a diez minutos del final pero sin poner en riesgo el arco de Mansilla más que con algún centro cruzado. La estatura del rival difirió mucho de la que observamos de Tigre y se notó que aún el equipo precisa tiempo de ajuste. Ante equipos más trabajados le costará mientras Costas encuentra el ideal que pretende o la versión más cercana a ello.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

Jueves, 01 Febrero 2024 00:44

Acción y reacción

Racing le ganó 3 a 0 a Tigre por la segunda fecha  de la Copa de la Liga con goles de Agustín Almendra, Roger Martínez y Juan Fernando Quintero. El equipo presentó una mejoría respecto del duelo ante Unión, sobre todo en lo actitudinal, aspecto que Gustavo Costas resaltó como deficitario en aquél estreno ante los santafecinos. Con pasajes de buen juego además respaldo su superioridad ante un adversario que no pudo meterse jamás en partido. Era imprescindible salir de esa versión pálida de la primera fecha y lo hizo. Que sea el punto de partida.


 

El equipo de Gustavo Costas precisaba una reacción inmediata en su segundo juego como local de manera consecutiva para dejar atrás todas las dudas del estreno. Antes de los 10 minutos ya ganaba 2 a 0 por los goles de Agustín Almendra y Roger Martínez. Sin nada que se pudiera advertir como tendencia, salvo la salida más activa en ese arranque, Racing consiguió el resultado que precisaba para soltarse antes de encontrar desde el juego una razón para explicar la ventaja. El mérito fue entonces haber tomado nota de la pasiva noche del sábado pasado para no repetirla.

Esa diferencia de dos goles permitió no sólo manejar el trámite del juego sino acomodarse al dibujo presentado por Costas. Con Gabriel Arias al arco, la defensa fue de tres, con Tobías Rubio, Santiago Sosa y Agustín Garcia Basso (de correctísimo debut) como centrales. Santiago Solari y Gabriel Rojas se encargaron de las bandas por derecha e izquierda respectivamente y Agustín Almendra y Bruno Zuculini compartieron la zona central del campo. La dupla de ataque fue compuesta por Roger Martínez y Adrián Martínez. Juan Fernando Quintero jugó iniciando por derecha, pero con la libertad de moverse por donde intuyera el que pasara el juego.

Más dinámico que ante Unión, aprovechando la ventaja capturada de arranque, Racing aprovechó que su rival no tuvo reacción a esos impactos prematuros para asentarse en el partido. Con un juego más directo buscando las salidas rápidas de Solari o las diagonales de Adrián Martínez, el equipo tuvo esa tendencia en la búsqueda por llegar al arco de Tagliamonte sin acumular muchos pases. La pausa aparecía cuando Quintero así lo indicaba con su presencia. El primer tiempo le quedó holgado a la Academia, tanto que pudo tomar nota de la prolija tarea de Sosa como último hombre y el estreno con mucha soltura de García Basso.

El complemento se presentó con similares características. Afuera Arias y Roger tocados, ingresaron Facundo Cambeses y Maximiliano Salas. Al arquero lo exigieron una vez y respondió; Salas le agregó más despliegue al ataque, con algunos movimientos de espaldas similares a Copetti, capaz de gestionarse la jugada solo, pero también sumándose al circuito de juego cuando el partido lo pedía. El tercero de Juanfer le bajó el martillo a un partido  que no presentó riesgos. Allí el mérito de Racing a pesar de la liviandad del rival.

Otro aspecto positivo es observar la ascendencia de Quintero en este equipo. Ordenarse a partir de la sabiduría del colombiano es un ejercicio para repetir. Rodearlo de futbolistas que le ofrezcan líneas de pase y que se puedan sumar a  su función de organizador del juego será una tarea que Gustavo Costas deberá exprimir. Almendra por caso, el propio Roger, Solari con sus salidas al epacio, surgieron hoy como alternativas para que Juanfer pudiera encontrar soluciones en sus compañeros.

El equipo de Gustavo Costas aprovechó esa cualidad de Tigre para no dejarlo meterse nunca en el partido. Dos goles en el amanecer del juego y no aflojar ante la ventaja conseguida socavaron la moral de un  adversario que quizás imaginó replicar el modelo de Unión. Con variantes de nombre y de sistema, Racing fue protagonista del partido en soledad.  Con un calendario tan apretado una reacción inmediata era imprescindible.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

Domingo, 28 Enero 2024 01:57

Nueva ilusión, viejos problemas

Racing perdió ante Unión 1 a 0 en el estreno de Gustavo Costas como entrenador de la Academia. El equipo jugó mal y fue superado por un rival que jugó sin prejuicios ante quién para muchos es uno de los candidatos a quedarse con la Copa de la Liga. Con dos estrenos desde el arranque, la formación inicial tuvo muchos de los futbolistas que jugaron en 2023. No hay tiempo de lamentos porque el miércoles se viene el segundo juego en casa ante Tigre. Demasiado pronto con mucho por corregir.


 

Los arranques de campeonato suelen ser puntos de partida que tienen condicionantes para el resto de la competencia. Ganar o al menos no perder a veces ayuda a matizar defectos. Una derrota incluso puede ser contemplada con cierta paciencia teniendo en cuenta que el armado de un equipo lleva su tiempo. Pero perder jugando tan mal como lo hizo Racing esta noche no estaba en los planes de ni el más pesimista.

Dos estrenos de arranque planteó Gustavo Costas para este juego: Germán Conti y Santiago Sosa. Si consideramos los regresos de Leonel Miranda y Johan Carbonero como “refuerzos” podríamos hablar de cuatro futbolistas que se presentaron como novedad en el equipo inicial. Aun así jugar tan mal era difícil de pronosticar. Unión superó a Racing desde el pitazo inicial, con un desarrollo de partido que bien podría haber sido extraído de cualquier juego de 2023.

La mayor cantidad de futbolistas en la mitad de la cancha, cinco contra Miranda, Sosa y Gómez, le dieron a la visita la posibilidad de manejar el partido con autoridad. Martirena y Rojas nunca achicaron hacia adelante y el campo de juego quedaba muy ancho para los volantes de Racing. Tanta era la libertad para jugar que Unión se dio el lujo de iniciar cada salida desde su arco sin que la Academia lo obligara a jugar largo. Así nació el gol de Joaquín Mosqueira de media distancia para poner en ventaja a los santafecinos.

Racing quedó largo, con los tres colombianos aislados, sin retroceder en cada pérdida. El equipo que presentó Gustavo Costas no pudo tener la pelota nunca, sumar pases era imposible y la excusa del campo de juego no tiene sustento cuando se vio que Unión manejo esa dificultad sin problemas. La falta de conexión de los futbolistas de Racing fue notable, al punto que el equipo no generó una sola ocasión de gol en esos primeros 45 minutos. Y casi no tuvo en todo el juego.

La postura actitudinal más encendida de parte de Racing para el segundo tiempo no fue suficiente. Los cambios tampoco lograron perforar del todo esa chatura en el juego. Si bien es cierto que Adrián Martínez y Maximiliano Salas ingresaron más activos, no hubo forma de encontrar una suma de pases que invite a pensar en el empate. La nota más destacada de esta falta de ideas se vio cuando Quintero tuvo que bajar hasta la puerta del área de Arias para hacerse de la pelota.

Es el primer partido y la falta de fútbol de algunos jugadores se notó. Pero también hubo una evidente carencia de ideas para llegar hasta el arco rival. El equipo fue para adelante pero no con juego sino con vergüenza deportiva. Dentro de tres días ya asoma la segunda fecha. Parece poco tiempo para trabajar pero es lo que toca. Racing deberá dar vuelta la página pronto.

Este equipo se pareció a la versión apagada y sin equilibrio de 2023. Los rivales le manejan la pelota, no se defiende bien y parece vulnerable ante la mínima amenaza. Armarse de atrás para adelante es imprescindible.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

 

Opinión

Por ahora no compite

Opina:

Una nueva frustración de Racing en apenas un par de semanas. La eliminación de Copa Argentina ante Talleres de Escalada se inscribe dentro de las frustraciones más recientes. Sucede que la salida temprana en la Copa de la Liga y…

Próximo Partido

Racing vs Talleres RE

Equipo 1


Jueves, 02 Mayo 2024

21hs


Árbitro: A designar

TV: Canal de Youtube ER

Torneo: Copa Argentina 16vos

Equipo 2

Último Partido

Triunfo con buenas sensaciones
Torneo: Liga Profesional de Fútbol

Equipo 1
Equipo 2

Último Programa

Tabla de Posiciones

                COPA LIGA PROFESIONAL 2024

                                ZONA B

# Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC DIF
1 Godoy Cruz 29 14 9 2 3 16 6 +10
2 Estudiantes (LP) 27 14 8 3 3 19 9 +10
3 Def y Justicia 26 14 7 5 2 17 13 +4
4 Boca Juniors 25 14 7 4 3 20 12 +8
5 Racing Club 24 14 7 3 4 24 11 +13
6 Lanus 23 14 7 2 5 20 14 +6
7 Newells 21 14 6 3 5 13 15 -2
8 Union 20 14 5 5 4 16 14 +2
9 Platense 18 14 4 6 4 10 14 -4
10 San Lorenzo 16 14 3 7 4 10 14 -4
11 Belgrano 14 14 3 5 6 19 21 -2
12 Central Cba (SdE) 11 14 2 5 7 10 20 -10
13 Sarmiento (J) 9 14 2 3 9 9 19 -10
14 Tigre 5 14 1 2 11 7 25 -18

                       COPA SUDAMERICANA

                                GRUPO H

# Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC DIF
1 Racing Club 9 3 3 0 0 7 1 +6
2 Bragantino 6 3 2 0 1 3 4 -1
3 Coquimbo Unido 3 3 1 0 2 2 3 -1
4 Sp. Luqueño 0 3 0 0 3 1 5 -4

Compartir