facebooktwitter

VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
Paolo Cella

Paolo Cella

Periodista Deportivo

Viernes, 19 Febrero 2021 16:02

Mercado de apuestas

El primer mercado de pases tras la salida de Diego Milito y parte de su secretaría técnica culminó. La última novedad fue la llegada de Ignacio Piatti, libre tras su salida de San Lorenzo. Fueron ocho en total los nombres que han terminado de conformar el plantel con el cual encarará Juan Antonio Pizzi este 2021. Apuestas, incógnitas y una certeza, faltaron nombres que den un salto de calidad. Podrá darlo el rodaje de alguno de los nuevos, pero será todo a suerte o verdad.

 


 

No fue un mercado de pases normal para Racing. Sin dudas que la salida de Lisandro López desconfiguro la geografía que tanto Pizzi como Capria imaginaron para este nuevo ciclo. La partida de un referente y figura estelar del plantel, sorpresiva e indeclinable, obligó a imaginar nuevos escenarios, sobre todo para la cuestión interna, la conducción del grupo y la armonía de trabajo. Esto y la necesidad de renovar el espíritu del equipo impulsaron a que el club sumara en cantidad, con nombres que deberán validar lo que se presume de algunos de ellos. 
 
Todos los futbolistas que llegaron, a excepción de Ezequiel Schelotto e Ignacio Piatti, lo hicieron a préstamo y con opción de compra. Algunas mas altas que otras, pero la tendencia fue esa, sumar gente joven, de tres cuartos para adelante preferentemente y si rinden como se espera, comenzará otra etapa de negociaciones para bajar esos números o invertir la suma pactada. Son los casos de Maximiliano Lovera, Tomás Chancalay y Aníbal Moreno. En los tres hay antecedentes a nivel clubes y selecciones juveniles que inspiran a creer que dentro de un contexto favorable, Racing podrá encontrar en ellos el refresco que este equipo necesita en la zona caliente de la cancha, dónde se imponen los duelos mano a mano o la gestación del juego.
 
Para el ex Brighton de Inglaterra vendrá un período de adaptación al fútbol local, mas hostil desde el roce que las ligas europeas. Si todo ese bagaje que trae consigo sirve de plataforma, podrá acotar los tiempos. Aquí se corre más de lo que se piensa y la tan mentada intensidad se aplica para otros matices del juego que el Galgo deberá re adaptar a su juego. El caso de Piatti es otra incógnita. Su pasado reciente no lo encontró muy activo dentro de la cancha, pero uno imagina que la calidad no se pierde. Si se pone a tono físicamente podrá aportar desde su experiencia.
 
Los casos de Joaquín Novillo, Enzo Copetti y Matías Tagliamonte son decididamente apuestas. El defensor zurdo, marcador central ex Belgrano de Córdoba deberá asimilar el cambio de categoría y escenario para empezar a competir en un puesto donde Racing no tiene, mas allá de Lucas Orban, un central de sus características: zurdo y con altura. El caso de los dos ex Atlético Rafaela es similar aunque con diferentes perspectivas en lo inmediato. Copetti tendrá quizás mas oportunidades si en los entrenamientos impacta a Pizzi. Tagliamonte llega para ser tercer arquero, sumar rodaje en reserva mientras custodia a Gabriel Arias y Gastón Gómez.
 
El repaso arroja un resultado, más allá de la valoración que Juan Antonio Pizzi haga de cada uno de los futbolistas que llegaron y como los tenga en su consideración, ninguno se pone solo en el equipo. Todos deberán competir con aquellos que vienen desde el ciclo anterior e incluso en el estreno ante Banfield no mostraron una renovación de energías, esas que suelen generar los cambios de ciclo. Ardua tarea para el entrenador en este 2021. Deberá reconstruir el equipo mientras se va rearmando el plantel, con caras nuevas que agitarán la competencia interna, esperemos, en beneficio de un grupo que pedía renovarse. 
 
Por último, no hay que ser hipócritas ni más fanáticos de Diego Milito que de Racing. Son perfiles de futbolistas que no difieren mucho de lo que imaginaba el ex secretario técnico. Desde Neri Cardozo o Leonardo Sigali, hasta los últimos que arribaron, como Lorenzo Melgarejo por citar el último caso exitoso. No es la edad lo que los define sino la evaluación que se hace de ellos para imaginarlos como soluciones. Con todo, el tiempo será quién dicte sentencia sobre su rendimiento. No importa quién los trae sino el por qué.
 
Racing no se reforzó con nombres rutilantes pero sí en cantidad. Ahora queda esperar que la apuesta salga bien.
 
Paolo Cella
 
@EspeRacinguista
 
@Paolo_Cella

 

 

Miércoles, 03 Febrero 2021 21:17

Pizzi y la misión de competir en serio

Juan Antonio Pizzi llegó para reemplazar a Sebastián Beccacece y tendrá una agenda cargada de compromisos. Al margen de todo lo que el calendario le ponga por delante, otro de los desafíos será recomponer la armonía del equipo, no del grupo, sino de los once que entran al campo de juego. Tras un 2020 atípico, ese será uno de los aspectos a trabajar sin un receso amplio. El ciclo anterior se fue desdibujando y terminó en un híbrido entre lo que pretendía su conductor y lo que se veía en el campo de juego.

 


 

Durante muchos años se reclamó para el cargo de entrenador de Racing una persona con experiencia y años de trayectoria. La palabra más empleada era "jerarquía". No sabemos si Pizzi es "jerarquía" o que cualidades debe tener alguien para ser acreedor de ese rótulo. Sí está claro que el nuevo director técnico de la Academia tiene los dos aspectos antes mencionados. Desde que comenzó en Colón de Santa Fé allá por el 2005 hasta hoy, su camino certifica eso. Dirigió en cinco ligas distintas, compitió en copas nacionales e internacionales a nivel de clubes y selecciones (incluido un mundial y eliminatorias) y conquistó tres títulos. 
 
A su mencionado paso por el Sabalero se agrega Universidad de San Martín de Porres en Perú, Santiago Morning y Universidad Católica (Campeón en 2010) en Chile, Rosario Central y San Lorenzo (Campeón en 2013) en la Argentina, Valencia de España, León de México, Selección de Chile (Campeón de la Copa América Centenario 2016), Selección de Arabia Saudita y el último paso en 2019 por el Ciclón. Variopinto recorrido para el ex delantero del Barcelona, Tenerife y Villarreal de España, que además jugó en el Canalla y River en la Argentina, en el Porto de Portugal y Toluca de México. Se nacionalizó para jugar en la selección española e incluso le convirtió a la Argentina. 
 
Salvo Carlos Ischia, campeón con Boca, y la obvia conquista de Reinaldo Merlo en 2001, Víctor Blanco nunca había contratado entrenadores que ya habían gritado campeón en Primera División. Como futbolista primero, y entrenador después, el santafecino acumuló diversidad de lugares y experiencias en su carrera. Al no tener contacto con los medios asiduamente, su mención como sucesor de Beccacece despertó inquietudes. Su último paso por San Lorenzo no terminó bien. Apenas alcanzó a dirigir 13 partidos. Tras un comienzo alentador en el torneo local, la convivencia con el plantel se alteró y el final fue inevitable. 
 
Desde lo estrictamente futbolístico se manifestó en la conferencia de prensa de presentación. Si hay que elegir un número para entender por dónde irá táctimante su equipo, habrá que esperar a la conformación final del plantel. El que mayor éxito le dio en su carrera fue el 1-4-3-3. Sobre todo, en la selección de Chile. Allí pudo elegir entre una generación destacada, con Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Marcelo Díaz, Claudio Bravo y Eduardo Vargas, entre otros, sobre el proyecto que había encabezado Marcelo Bielsa y continuó Jorge Sampaoli. Con sus matices tácticos pudo desarrollar aquella idea y conquistar con la Roja su título en la Copa América Centenario.
 
En el resto de los sitios en donde dirigió se movió siempre entre ese esquema y el 1-4-2-3-1. No encontramos en su camino como entrenador muchos vaivenes tácticos. Suele ser un técnico más apegado a la continuidad del plan trazado inicialmente. Por supuesto que a la hora de que ruede la pelota encontraremos movimientos que rompan esos dibujos imaginados en la previa. Su San Lorenzo en 2013 tenía atacantes que no servían de referencia para los defensores, se movían por todo el frente de ataque. Reconvirtió a Buffarini en lateral derecho, puso confianza en Ángel Correo y sembró la semilla del equipo que más tarde conquistaría América de la mano de Edgardo Bauza. Piatti, Ortigoza, Mercier, Más, entre otros, formaron parte del campeón en el Inicial 2013.
 
En Racing deberá empezar a trabajar entre otras cuestiones, la recuperación de los niveles futbolísticos y sobre todo físicos. Tras el parate por la pandemia del COVID-19, el equipo sufrió alteraciones en su rutina por las constantes lesiones y un nivel que al regreso no alcanzó los picos esperados de rendimiento. Esto se tradujo en cambios de sistemas, rotaciones masivas de un partido a otro y la imposibilidad de darle una estabilidad al elenco principal. Es normal que ante calendarios tan apretados surgan imponderables. Pero Racing debió cambiar mucho entre la Copa Maradona y la Libertadores para cuidar la salud de sus futbolistas. Forzó el paso por primera de muchos chicos que no tuvieron el contexto táctico y estratégico para comenzar su camino. 
 
Por ahora son dos las bajas que tiene el plantel. A la salida de Lisandro López, con todo lo que eso significa dentro y fuera de la cancha, se sumó la partida al Celta de Vigo de Augusto Solari. Hasta ahora llegó Ezequiel Schelotto, lateral o volante, que arriba tras quedar libre del Brighton inglés. Está al caer Maximiliano Lovera, ex Rosario Central, a préstamo del Oympiacos de Grecia. No parece ser un mercado de pases con demasiadas sorpresas, sino más bien un receso en donde se buscará completar el plantel para fomentar la tan mentada competencia interna. Además deberá trabajar con los valores del Tita que puedan aportar lo suyo para intensificar esa misión.
 
Sorteado el fixture de la Copa Nacional que comenzará a mediados de febrero, Racing ya tiene más o menos establecidas las prioridades hasta el inicio de la Copa Libertadores allá por finales del mes de abril. Copa Argentina, Supercopa Argentina ante River, estreno ante Banfield, el clásico en casa en la fecha 9 y el comienzo de la Copa Libertadores. El primer semestre de Juan Antonio Pizzi viene cargado de competencias y estará en él y su cuerpo técnico encontrar las soluciones en este nuevo ciclo. Con todo, el pedido de ser competitivos y estar a la altura será común denominador. Para Racing llegó el momento de dar el salto.
 
Aun así, el pedido es el de siempre, repetido, pero no por eso menospreciable: dejen trabajar.
 
Paolo Cella
 
@EspeRacinguista
 
@Paolo_Cella
 
 
 
Martes, 19 Enero 2021 13:05

El último héroe

Lisandro López anunció en conferencia de prensa que se va de Racing. El último ídolo de la Academia sorprendió a todos y dejará el club para continuar su carrera probablemente en los Estados Unidos. Su salida es un duro golpe para la salud emocional de un club y un plantel acostumbrado desde 2014 a tener referentes con raíces bien arraigadas con el club. Futbolísticamente no fue el 2020 un año agradable para el capitán. Su sabiduría para leer dentro y fuera del campo los momentos explican en gran parte porque eligió este momento para decir adiós. 

 


 

El útlimo goleador de Racing por torneo locales (Apertura 2004 y Superliga 2019) padeció como pocos el 2020. La pandemia de Covid-19 pausó la actividad durante siete meses, y mas allá de que fue un común denominador el regreso con altibajos a la actividad, a Lisandro se le juntaron varias situaciones durante este atípico año. A sus 37 años comenzó a notar que su ritmo ya no era el mismo. La falta de gol y un sistema táctico que lo alejaban del equipo precipitaron su decisión. Sebastián Beccacece nunca logró hacerlo importante en el juego como si lo consiguió Eduardo Coudet. Su ascendencia fuera del campo no mermó, pero dentro de la cancha empezó a sentir la ausencia de un contexto que lo haga partícipe. 
 
El retiro de Diego Milito hace unos años tenía quien continuara su trabajo en el día a día del plantel. Con otro perfil, Lisandro López se encargó de continuar con el sentido de pertenencia bien presente. Para los que llegaban al club o para ayudar a crecer a los chicos que empezaban a dar sus primeros pasos. Lautaro Martínez antes, Matías Zaracho luego y Carlos Alcaraz este último tiempo. Todos pudieron crecer con una guía en tiempo real que los ayude a conocer mejor los secretos de este deporte. El dia a día tuvo para estos chicos el valor agregado de tener referentes que orientaban los caminos a seguir, dentro y fuera del campo.
 
Seguramente el insoportable minuto a minuto del fútbol argentino, incluso hasta para organizar sus torneos, haya hecho su parte para que Lisandro tomara esta decisión. La salida en menos de dos meses de los últimos dos grandes ídolos despierta incertidumbre sobre como hará Racing para continuar sin esos elementos que fortalecían la salud interna y generaban anti cuerpos para alejar las amenazas externas.
 
Lisandro se encargó de cargarse al hombro a Racing cuando parecía que aquél sueño de campeonato se caía. La eliminación ante River de la Copa Libertadores lo obligó a ponerse esa campaña sobre su espalda. Blindó a sus compañeros y los llevó rumbo al título. Cuando algún cortocircuito interno amenazó con socavar la paz lo desarticuló. El grupo siempre por encima de cualquier aspecto personal. Ese abrazo a Coudet fue una señal. Dos títulos le pusieron rubrica a esa magistral clase de liderazgo, sin estridencias, con mandatos horizontales puertas adentro pero sin personalismos que cultivaran amenazas ajenas.
 
Su compromiso con Racing, la exigencia mental y física que Lisandro siempre se puso como vara, empujaron al Capitán a elegir otro camino, menos tenso, con niveles de competitividad algo mas relajados pero sin perder ese fuego interno que aún lo mantiene con ganas de seguir entrenado, metido en el día a día. Tantas veces se lo reconoció sincero que no era de esperar otra resolución que una de esta magnitud. Dar todo y cuando ya no encontrara de donde mas sacar energías para estar a la altura, dejarle paso a otros. No es una debilidad sino una señal de fortaleza para alguien que siempre fue así. En un medio que muchas veces sobre actúa posturas, se va el último héroe. Uno de los pocos que nos hizo ponerle su nombre a nuestros hijos.
 
Buen viaje Capitán. Hasta luego.
 
Paolo Cella
 
@EspeRacinguista
 
@Paolo_Cella
 
 
 
Martes, 17 Noviembre 2020 14:54

Elige tu propio destino

Estalló la política interna de Racing y se quieren llevar puesto al mánager.

Racing está a las puertas de concretar otra venta importante de un futbolista criado en el predio Tita Mattiussi. Ahora es el turno de Matías Zaracho, el mediocampista nacido en Wilde, hincha, jugador de inferiores, alcanza pelotas y profesional con títulos en la Academia. El sueño de millones de pibes tiene lista de embarque con rumbo a Belo Horizonte para desembarcar en el Atlético Mineiro de Jorge Sampaoli. Mientras tanto el plantel pierde una pieza clave que, aún con altibajos, es de los puntos mas altos. La ecuación económica - deportiva será materia de análisis. 

Jueves, 07 Junio 2018 20:22

Preso de sus palabras

Eduardo Coudet entró rápido en el ambiente Racinguista. Su personalidad, pero sobre todo ese impulso inicial de su equipo, le permitieron crecer en la consideración. Logró perforar la frontera de la evaluación que suponía un nuevo ciclo y justo tras la salida de Diego Cocca. El cierre del semestre dejó una fea sensación. El equipo acusó recibo de la intensidad que se pregona desde el banco, comenzó a perder elementos importantes y decayó en su rendimiento en el momento menos oportuno. Pero bajo ningún aspecto se tiró el "semestre a la mierda". Si repasa lo acontecido y encuentra las fallas podrá dar en la tecla y seguir adelante. Los extremos son peligrosos.

 


 

Es cierto que Racing dejó dos de sus tres objetivos por el camino. Pero cada uno debe ser analizado por separado. Lo mas inexplicable es la caída por Copa Argentina ante un equipo del Torneo Federal. Hay que separar bien cada competición para no caer en la exageración de Eduardo Coudet. Es cierto que el equipo llegó a depender de sí mismo en cada competencia y no logró trascender en dos de ellas. Pero es un mensaje peligroso el que envía el entrenador hacia afuera y puertas adentro. Mas allá de que el cuerpo técnico, plantel, dirigentes e hinchas coinciden en que el final es algo frustrante.

Cuando asumió Coudet Racing estaba fuera de toda competencia internacional tomando la tabla de la Superliga en aquellos días. Pero el equipo logró construir una racha de triunfos que lo puso de vuelta en el ruedo en base a una idea que pegó onda muy rápido en el plantel. Debió correr de atrás todo el tiempo y a pesar de llegar al cierre dependiendo de sí mismo y jugando de local no pudo meterse en la Copa Libertadores de 2019. Al menos no por esa vía. Sin embargo, y a pesar de todo lo que remó, no era fácil la misión. Si creyó en esa oportunidad fue por lo que durante este semestre construyó. En Enero la idea era muy remota.

Lo doloroso, y que sí abre un expediente a futuro, es la salida tan prematura de la Copa Argentina ante Sarmiento de Resistencia. El equipo chaqueño venía falto de fútbol, alejado de toda competencia debido a su floja campaña y viajó en micro hasta el Florencio Sola de Banfield. Un equipo sin ideas, agobiado por el calendario final con compromisos tan cerca unos de otros y escaso de relevos aptos para asumir la titularidad quedó afuera ante futbolistas voluntariosos que ganaron con justicia. Ese es acaso el peor pecado de la era Coudet. El punto donde todo amenaza con llevarse puestos a varios jugadores que no pueden destacarse ni ante un combinado de segunda categoría. Por eso el exabrupto de Coudet. 

La denominada "zona de la muerte" la Academia la pasó con holgura. Jugando un buen fútbol y cayendo ante un rival superior al que venció en Avellaneda. Quedar segundo por perder ante Cruzeiro en Belo Horizonte no era una locura. La llamada de atención fue no hacer lo que se debía ante Vasco da Gama en Río. Racing superó siempre a su rival pero no fue serio. Tuvo para rematar el partido y traerse los tres puntos pero eligió regular. La Copa Libertadores tiene detalles, imperceptibles, pero están allí y pueden cambiar el curso de la historia en cualquier momento. 

Esa frase de Coudet encierra un enojo sincero pero peligroso. No se tiró el semestre "a la mierda" por esas tres derrotas. El equipo logró convocar desde su idea. Es cierto que esto se compone también de resultados pero sería injusto exagerar el análisis y caer en el tremendismo. Es imperdonable y entra en las peores derrotas de los últimos 20 años lo que sucedió por Copa Argentina. En el torneo local Racing hizo mas de lo que se esperaba, lo cual no soslaya la oportunidad que dilapidó cuando dependía de si mismo. Y en la Copa, aún cediendo el primer puesto, atravesó la fase de grupos con presencia.

Llegó el tiempo del descanso y la revisión de cuentas. Mirar hacia atrás, corregir y mejorar. Si Racing cae en los diagnósticos tan severos correrá el riesgo de crear su propio enemigo. Debe aprender a convivir con la derrota y no conformarse con lo conseguido. El enojo es saludable si se lo canaliza por las vías adecuadas. Mejorar un plantel con relevos que sumen para la competencia interna y permitan dosificar las energías. Contemplar una idea de juego con distintos matices para ajustarse a los tiempos de competencia. Estos y otros factores sumarán para la creación de un plantel que retome el camino que supo recorrer. 

El tan mentado equilibrio que se le pide a veces al equipo deberá encontrarlo Coudet. No solo para el juego sino también para el. No dejar de lado su esencia, motor de gran parte de todo esto, pero que como conductor de grupo aportará y mucho para encarar lo que viene.

 

Paolo Cella

info@esperanzaracinguista.com

@Paolo_Cella 

 

 

 

 

Página 1 de 33

 

Opinión

Mercado de apuestas

Opina:

El primer mercado de pases tras la salida de Diego Milito y parte de su secretaría técnica culminó. La última novedad fue la llegada de Ignacio Piatti, libre tras su salida de San Lorenzo. Fueron ocho en total los nombres…

Próximo Partido

Racing Club vs River Plate - FINAL

Equipo 1


Jueves, 04 Marzo 2021

22.10hs


Árbitro: Dario Herrera

TV: Racing 24 Radio Online

Torneo: Supercopa Argentina

Equipo 2

Último Partido

Un cero gigante
Torneo: Copa Liga Profesional 2021

Equipo 1
Equipo 2

Compartir