facebooktwitter

Usted está aquí:Inicio > Staff > Paolo Cella - Esperanza Racinguista
Paolo Cella

Paolo Cella

Periodista Deportivo

Jueves, 07 Junio 2018 20:22

Preso de sus palabras

Eduardo Coudet entró rápido en el ambiente Racinguista. Su personalidad, pero sobre todo ese impulso inicial de su equipo, le permitieron crecer en la consideración. Logró perforar la frontera de la evaluación que suponía un nuevo ciclo y justo tras la salida de Diego Cocca. El cierre del semestre dejó una fea sensación. El equipo acusó recibo de la intensidad que se pregona desde el banco, comenzó a perder elementos importantes y decayó en su rendimiento en el momento menos oportuno. Pero bajo ningún aspecto se tiró el "semestre a la mierda". Si repasa lo acontecido y encuentra las fallas podrá dar en la tecla y seguir adelante. Los extremos son peligrosos.

 


 

Es cierto que Racing dejó dos de sus tres objetivos por el camino. Pero cada uno debe ser analizado por separado. Lo mas inexplicable es la caída por Copa Argentina ante un equipo del Torneo Federal. Hay que separar bien cada competición para no caer en la exageración de Eduardo Coudet. Es cierto que el equipo llegó a depender de sí mismo en cada competencia y no logró trascender en dos de ellas. Pero es un mensaje peligroso el que envía el entrenador hacia afuera y puertas adentro. Mas allá de que el cuerpo técnico, plantel, dirigentes e hinchas coinciden en que el final es algo frustrante.

Cuando asumió Coudet Racing estaba fuera de toda competencia internacional tomando la tabla de la Superliga en aquellos días. Pero el equipo logró construir una racha de triunfos que lo puso de vuelta en el ruedo en base a una idea que pegó onda muy rápido en el plantel. Debió correr de atrás todo el tiempo y a pesar de llegar al cierre dependiendo de sí mismo y jugando de local no pudo meterse en la Copa Libertadores de 2019. Al menos no por esa vía. Sin embargo, y a pesar de todo lo que remó, no era fácil la misión. Si creyó en esa oportunidad fue por lo que durante este semestre construyó. En Enero la idea era muy remota.

Lo doloroso, y que sí abre un expediente a futuro, es la salida tan prematura de la Copa Argentina ante Sarmiento de Resistencia. El equipo chaqueño venía falto de fútbol, alejado de toda competencia debido a su floja campaña y viajó en micro hasta el Florencio Sola de Banfield. Un equipo sin ideas, agobiado por el calendario final con compromisos tan cerca unos de otros y escaso de relevos aptos para asumir la titularidad quedó afuera ante futbolistas voluntariosos que ganaron con justicia. Ese es acaso el peor pecado de la era Coudet. El punto donde todo amenaza con llevarse puestos a varios jugadores que no pueden destacarse ni ante un combinado de segunda categoría. Por eso el exabrupto de Coudet. 

La denominada "zona de la muerte" la Academia la pasó con holgura. Jugando un buen fútbol y cayendo ante un rival superior al que venció en Avellaneda. Quedar segundo por perder ante Cruzeiro en Belo Horizonte no era una locura. La llamada de atención fue no hacer lo que se debía ante Vasco da Gama en Río. Racing superó siempre a su rival pero no fue serio. Tuvo para rematar el partido y traerse los tres puntos pero eligió regular. La Copa Libertadores tiene detalles, imperceptibles, pero están allí y pueden cambiar el curso de la historia en cualquier momento. 

Esa frase de Coudet encierra un enojo sincero pero peligroso. No se tiró el semestre "a la mierda" por esas tres derrotas. El equipo logró convocar desde su idea. Es cierto que esto se compone también de resultados pero sería injusto exagerar el análisis y caer en el tremendismo. Es imperdonable y entra en las peores derrotas de los últimos 20 años lo que sucedió por Copa Argentina. En el torneo local Racing hizo mas de lo que se esperaba, lo cual no soslaya la oportunidad que dilapidó cuando dependía de si mismo. Y en la Copa, aún cediendo el primer puesto, atravesó la fase de grupos con presencia.

Llegó el tiempo del descanso y la revisión de cuentas. Mirar hacia atrás, corregir y mejorar. Si Racing cae en los diagnósticos tan severos correrá el riesgo de crear su propio enemigo. Debe aprender a convivir con la derrota y no conformarse con lo conseguido. El enojo es saludable si se lo canaliza por las vías adecuadas. Mejorar un plantel con relevos que sumen para la competencia interna y permitan dosificar las energías. Contemplar una idea de juego con distintos matices para ajustarse a los tiempos de competencia. Estos y otros factores sumarán para la creación de un plantel que retome el camino que supo recorrer. 

El tan mentado equilibrio que se le pide a veces al equipo deberá encontrarlo Coudet. No solo para el juego sino también para el. No dejar de lado su esencia, motor de gran parte de todo esto, pero que como conductor de grupo aportará y mucho para encarar lo que viene.

 

Paolo Cella

info@esperanzaracinguista.com

@Paolo_Cella 

 

 

 

 

Viernes, 18 Mayo 2018 12:17

El peor desenlace

Racing dilapidó en cuatro días un capital que supo construir durante casi 5 meses. El primer período de Coudet no merecía un cierre como este. Fatigado, el equipo llegó sin respuestas físicas y futbolísticas. Entre lunes y jueves acumuló dos derrotas que desde lo deportivo hacen temblar los cimientos.

 


 

No resiste el menor análisis lo sucedido en cancha de Banfield ante Sarmiento de Resistencia. Cualquier equipo que pudiera presentar Racing debía ofrecer una imagen distinta. De lunes a jueves la Academia tuvo su Hot Sale. La semana negra. Tiró por la borda todo lo bueno que había mostrado y pone en duda el futuro. 

 

Coudet logró en poco tiempo darle su impronta al equipo. La alquimia entre la idea del entrenador y sus futbolistas dio como resultado un producto agradable a la vista. Acertó en los refuerzos, pudo ejecutar en el campo lo ensayado y parecía que todo fluía naturalmente. Sobre el cierre, las lesiones empezaron a contaminar el engranaje. Sin recambio perdió lucidez, se hizo previsible. 

 

Lo inoportuno del partido, entre el cierre de la Superliga y el duelo ante Cruzeiro no es excusa. La falta de energía con la que Racing jugó anoche es imperdonable. El golpe del lunes no atenúa la carga de responsabilidades. Un entrenador que repite la búsqueda acumulando delanteros y jugadores que no mejoran la competencia interna. Jugar siempre igual, con otros intérpretes, es una quimera.

 

La intención de Racing, al menos la que Coudet plasmó inicialmente, precisa de mentes claras, físicos liberados de ataduras y componentes capaces de ejecutarla. La intensidad se cobró sus regalías en el momento menos pensado, al final del calendario. Entre lunes y jueves la Academia desperdició dos de las tres oportunidades directas que tenía para acceder a la Copa Libertadores de 2019. Anoche hizo trizas una gran porción de su prestigio.

 

Queda el cierre del grupo ante Cruzeiro en Belo Horizonte. Cualquier resultado positivo no hará olvidar este papelón mayúsculo. Racing le puso un manto de dudas a su futuro. En el torneo local recuperó terreno y quedó al margen del objetivo por la herencia recibida, entre otros factores. Pero lo de la Copa Argentina es algo que no puede pasar inadvertido.

 

Deberá realizarse un diagnóstico aún mas certero que el de enero, donde Racing acertó y corrigió lo que traía como defecto de 2017. Ahora deberá buscar una competencia interna seria. La que hay pondera demasiado a los que no están y puede terminar por ponerlos en una situación cómoda. Coudet deberá repasar también sus lecturas, bajar el ritmo sin perder identidad. Sí entra en una zona de comfort puede ser riesgoso para todos.

 

Chacarita, Vasco da Gama y Sarmiento. Tres partidos que Racing reguló creyendo que por decantación haría pesar la realidad de uno sobre otro. Cedió puntos que lo privaron de mejores dividendos en el torneo local y en el plano internacional aún debe validar el liderazgo de su grupo. Subestimar al rival, un pecado capital imperdonable.

 

Racing tuvo su semana de oferta. Pero gastó a cuenta y ahora no sabe si podrá llegar a fin de mes con tranquilidad. 

 

Paolo Cella

 

info@esperanzaracinguista.com

 

@Paolo_Cella

 

 

Miércoles, 09 Mayo 2018 22:41

Viejos son los trapos

EL DESTACADO - Racing superó a Arsenal de Sarandí y así llega a la última fecha con chances de pelear por un cupo en la próxima Copa Libertadores. Durante el encuentro el desarrollo se hizo complejo. A pesar de las diferencias entre un equipo y otro, los de Rondina no se entregaron así nomas. De hecho la Academia tuvo que esperar hasta bien entrado el complemento para poder romper el cero. Fue a través de la pelota parada y mediante su capitán. Lisandro López se siente a gusto con la idea que pregona el entrenador y ejecuta en consecuencia. Esta tarde fue delantero y terminó de volante. Entender como jugar con el paso del tiempo se vuelva imprescindible para cuidar el físico y rendir mejor.

Lunes, 07 Mayo 2018 15:53

Respondió cuando lo llamaron

EL DESTACADO La Academia superó a Estudiantes en el estadio Único de La Plata por 2 a 1 y cerrará la Súperliga con dos juegos en el Cilindro. Así crece la ilusión de meterse entre los primeros cinco de la tabla y obtener un boleto a la Libertadores de 2019. No sufrió demasiado porque el rival no lo exigió en cantidad y las veces que lo hizo apareció Juan Musso. Racing tuvo anoche presencia en los áreas y así triunfo.

 


 

De una punta a la otra. Cuando el partido apenas había comenzado y Estudiantes, obligado por su realidad, pretendía imponer las condiciones del juego Solari desbordó para que Lautaro hiciera lo suyo. Racing comenzó a torcer el rumbo del encuentro y se apoderó de la conducción de la pelota e impuso el ritmo. La expulsión alteró los planes y hubo que cuidarse. Antes ya había aparecido Juan Musso para sacarle un remate a Lucas Melano abajo contra el palo derecho.

 

Esta intervención, la única de riesgo en la primera etapa, acaso le dio otro semblante al arquero nacido en San Nicolás. Tras un par de pases hacia atrás de sus compañeros con un terreno de juego en pésimas condiciones, Musso había despejado mal y parecía que los problemas en la salida le iban a traer complicaciones.

 

Durante todo el segundo tiempo el equipo de Lucas Bernardi se vio obligado a cambiar su postura e imagen. Racing con 10 futbolistas y el Pincha abajo en el marcador. Si bien intentó no pudo mas que a través de centros cruzados o remates de media distancia exigir a Juan Musso. El arquero respondió ante cada llamado. Sobriedad para resolver situaciones no tan complejas pero que mantenían a la Academia en ventaja.

 

Después de la perla de Donatti los locales siguieron intentando hasta encontrar el descuento en los pies de Pavone. No tuvo nada para hacer en el gol, hay responsabilidad de Pillud que no detiene su marcha para dejar fuera de juego al atacante y algo de Barbieri que pierde ante el Tanque tras la definición fallida de Lattancio.

 

No es un partido para guardar en la memoria pero si para anotarle unos porotos a favor a Juan Musso. Las pocas veces que Estudiantes amagó con peligro el arquero respondió. Si bien la mayoría requerían resoluciones sencillas, el estado del campo y los antecedentes del joven arquero ameritaban un juego de respuestas correctas y sobrías. 

 

Paolo Cella

 

info@esperanzaracinguista.com

 

@Paolo Cella

 

Viernes, 04 Mayo 2018 15:53

Dominguez conducción

El DESTACADO Racing le ganó a la Universidad de Chile y avanzó a los octavos de final de la Copa Libertadores. Cuando aún resta un partido para cerrar la fase de grupos, la Academia superó por la mínima al conjunto chileno y se clasificó. Una noche confusa donde los de Coudet estuvieron apurados y extrañamente erráticos. Salvo por Nery Dominguez. El volante central es el centro de gravedad del equipo. Su interpretación del juego le da un valor agregado a la idea del entrenador.

 


 

La noche no fue sencilla para el equipo de Eduardo Coudet. La Universidad de Chile, abrumada tras el 7 a 0 sufrido en Belo Horizonte, llegó con nuevo entrenador, algunas ausencias de peso y una necesidad casi impostergable de cambiar aquella imagen. Por eso recurrió al orden, las mañas típicas de esta clase de jornadas coperas y cedió el peso del juego a Racing. 

 

Y la Academia no tuvo la lucidez que suele brindar. Se repitió en las formas y los caminos. Evidenció grados de impaciencia a la hora de tomar decisiones que naturalmente repercutían en el juego. No fue preciso, mas bien errante y apurado. Todo lo contrario de su volante central. El futbolista a través del cual gira toda la interpretación de la idea madre. Nery Dominguez juega en puntas de pie, observa mejor que ninguno el horizonte y no desespera. Siempre hay un compañero  en su radar para darle destino a la pelota.

 

Pero como este es un deporte colectivo, por momentos el equipo soslayaba su presencia. El vértigo de Centurión o Saravia, la presencia de Lautaro y Lisandro, son rutas de escape mas rápidas ante la falta de ideas. Solo cuando Racing canalizo sus líneas de pase a través de Domínguez el equipo encontró algo de sensibilidad.

 

La tendencia del complemento fue parecida. El cambio en combo, Zaracho y Solari por González y Cardozo, no pudo modificar demasiado el rumbo de la noche. Otra vez cuando Dominguez fue el faro Racing corrigió sus pasos. Acaso esa secuencia de toques hacia atrás, ante el apuro que bajaba de las tribunas, sea el mejor reflejo de lo que significa el ex Rosario Central para el equipo. Calma ante la urgencia. 

 

No fue la mejor noche de Racing desde el juego. Pero ese bombazo de Donatti liberó a la Academia y el pasaje a octavos de final esta sellado. La influencia de Nery Domínguez en el equipo también. En poco tiempo este medio campista nacido en Cañada de Gómez a demostrado porqué Coudet lo buscó. Su ubicación, percepción del juego y rendimiento lo avalan.

 

Paolo Cella

 

info@esperanzaracinguista.com

 

@Paolo_Cella 

 

Domingo, 22 Abril 2018 16:16

Buen partido de Meli

EL DESTACADO - Racing volvió al triunfo en Rosario ante Central. La Academia cuidó algunos titulares pensando en el jueves. Esto y las suspensiones hicieron que Coudet pusiera en cancha un equipo con varios suplentes. La cuatro fechas sin ganar por el torneo local parecían un riesgo para tomar esta decisión. La victoria le permite a Racing viajar a Brasil con otro semblante. De los que aprovecharon su oportunidad resalta Marcelo Meli. Correcto partido del volante que tiene un saldo negativo desde su arribo pero que a orillas del Río Paraná sacó a flote su imagen.

Página 1 de 32

 

Opinión

Preso de sus palabras

Opina:

Eduardo Coudet entró rápido en el ambiente Racinguista. Su personalidad, pero sobre todo ese impulso inicial de su equipo, le permitieron crecer en la consideración. Logró perforar la frontera de la evaluación que suponía un nuevo ciclo y justo tras…

Próximo Partido

Racing Club vs. River Plate

Equipo 1


Jueves, 09 Agosto 2018

19:30


Árbitro: A designar

TV: Fox Sports

Torneo: Copa Libertadores Octavos de Final

Equipo 2

Último Partido

La noche triste
Torneo: Superliga

Equipo 1
Equipo 2

Último Programa

Tabla de Posiciones

<iframe src="http://almacendedatos.com.ar/futbol/?fuente=Montserrat&tam=14px" frameborder="0" width="100%" height="700"></iframe>

 

Compartir