facebooktwitter

Usted está aquí:Inicio > Opinión > Mostrando artículos por etiqueta: Paolo Cella - Esperanza Racinguista
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
Martes, 29 Junio 2021 17:10

El Señor 5

Hasta luego, Chelo. El paso de Marcelo Díaz por Racing llegó a su fin. De las mejores prestaciones en el puesto en los últimos años. Un salto de calidad en un lugar de la cancha que había tenido hasta la irrupción del chileno dos referentes inmediatos muy distintos en cuanto a características. Mas allá de su inactividad en el último período, nadie podrá obviar su estadía en la Academia ni borrar lo que hizo. Dueño de una clase privilegiada para jugar en un lugar de la cancha donde el tiempo no abunda, pero él lo tenía siempre a su favor. 
 
Si el ciclo de Eduardo Coudet tuvo un rasgo distintivo fue eso de que "tener huevos" en el fútbol era pedir la pelota y animarse a jugar. A los equipos que logran trascender los resumen muchas veces su volante central. Aquella formación de Chacho que se quedó con la Superliga 18/19 sin discusiones tuvo en Marcelo Díaz la razón de su existencia. Desde que debutó en Paraná, frente a Patronato, nunca más el equipo pudo jugar sin él como lo hacía mientras el Chelo estaba en cancha. Se metió de lleno en el corazón de la gente dando clases abiertas de como jugar en la mitad del campo. Un antes y un después en ese rubro, al punto que hoy no surgió un reemplazante que aspire a tomar la posta.
 
Los dos antecedentes más cercanos en ese puesto que habían quedado en la retina fueron Adrián Bastía y Ezequiel Videla. Con otras características, los dos volantes fueron piezas fundamentales de los equipos que en 2001 y 2014 lograron los respectivos títulos de liga. Pero lo de Marcelo Díaz fue una variante superadora. Con equipos más predispuestos para la elaboración y la tenencia, el ex Hamburgo, Basel, Celta y Selección de Chile, se incorporó con absoluta naturalidad a la formación que Coudet fue moldeando. Incluso su irrupción mejoró a ese equipo que Chacho venía perfilando. 
 
Su salida, otra vez en medio de negociaciones con una dirigencia que estira los plazos hasta el final, deja un vacío que no es sencillo de reemplazar. No hay en el plantel un futbolista que pueda tomar la posta de ese lugar. Ni hablar de ejercerlo con una sabiduría parecida, ya que eso se adquiere con experiencia. Aquél 1º de noviembre de 2020 ante Atlético Tucumán jugó su último partido con la camiseta de Racing. Desde ese día nadie pudo disimular la ausencia del Chelo Díaz. No abundan esas cualidades en el marcado de pases tampoco, hay que decirlo. Mucho menos si la idea es invertir poco.
 
A pesar de todas las bondades que podamos reconocerle al chileno, su paso por la Academia quedará igualmente inmortalizado por aquél grito el 9 de febrero de 2020 en el clásico de Avellaneda. Con 9 futbolistas, pisando el área y poniendo un segundo de pausa cuando todo era tensión y nervios. El día de la banana, Marcelo Díaz tuvo su paso definitivo a la galería de los elegidos. Dio un pase a la red cuando cualquier otro mortal hubiera pateado cerrando los ojos y apretando los dientes. Un resumen perfecto de su paso por Racing: cerebral, con un sentido de la ubicación que le ahorraba tiempo y distancias en un fútbol absorbido por los gps y las estadísticas.
 
Racing deja ir, salvo que trasciendan las verdaderas razones de su salida, al mejor volante central de los últimos 30 años. Por calidad de minutos brindados, lo de Marcelo Díaz es una variante superadora en el puesto. Enseñó a pensar el juego desde otro costado, con movimientos que servían de guía para entender cómo, dónde, cuándo y porque de cada acción. Esa cualidad la podría haber seguido aportando aún mientras estuviera falto de ritmo. Pero se eligió otro camino. Díaz mejoraba a sus compañeros en el día a día, en la rutina de los ensayos, en las charlas previas de los partidos y ni hablar si lograba ponerse a tono.
 
Buen viaje Chelo, como usted mismo lo dijo, esta es su casa. Será un hasta luego.  
 
Paolo Cella
 
@EspeRacinguista
 
@Paolo_Cella

 

 
Publicado en Opinión
Domingo, 11 Abril 2021 00:44

Saldando deudas del pasado

Triunfo de Racing por 1 a 0 en el clásico de Avellaneda. Tercer éxito consecutivo ante el rival de siempre para acomodarse en una zona donde todos los equipos están apretados en puntos excepto Colón, el líder. Sin jugar bien, pero al menos posicionándose con más actitud que fútbol, el equipo de Juan Antonio Pizzi sacó adelante un partido complejo por la lluvia y los antecedentes cercanos. Si después de un triunfo así no aparecen las soluciones a las carencias de juego, será difícil resolver un andar que tiene como defecto esa cuestión tan necesaria para ser competitivo.

 


 

Contrario a todo lo especulado en la previa Racing paró un equipo raro en nombres y posiciones, teniendo en cuenta las características de cada uno de sus futbolistas. Con Gabriel Arias en el arco, Pizzi eligió a Juan Cáceres, Nery Domínguez, Joaquín Novillo y Lucas Orban como defensores. La novedad fue Eugenio Mena como volante por izquierda, para presentar cuatro volantes. Tomás Chancalay a la derecha y por el centro Kevin Gutiérrez y Leonel Miranda. Maximiliano Lovera y Enzo Copetti fueron los atacantes. Racing no puso un esquema espejo para enfrentar a su rival, sino que fue más clásico, aún con las posiciones forzadas de algunos jugadores.
 
El primer tiempo fue malo en serio. Dos equipos con temores por sus antecedentes cercanos, ajustados a un plan rígido y sin lugar para las sorpresas. Racing jugó pensando en anular la principal virtud del equipo de Julio César Falcioni: la explosión de Sebastián Palacios y Jonathan Menéndez. Por eso Mena para jugar el duelo ante Bustos y que Orban custodiara al extremo ex Talleres. Del otro lado Cáceres pendiente del "Tucu". Cada jugador tuvo su rol defensivo y es así que las piernas, puestas a correr para atrás, le quitan frescura al jugador para pensar a la hora de atacar.
 
A Racing le quedó lejos el arco de Milton Álvarez, Enzo Copetti rodeado por tres centrales y sin compañía era presa fácil. Para colmo, los dos volantes ofensivos de la Academia competían para ver quién tomaba peores decisiones. Chancalay y Lovera no han dado hasta aquí razones para entender su presencia en el equipo. Sólo el entrenador conoce los motivos de su preferencia por ellos. El ex Central toca cuando debe conducir y se la guarda cuando debe pasarla. El ex Colón no resuelve en función de la relevancia que le da el técnico. Así, Racing fue profundo cuando Mena desbordó o Cáceres rompió por derecha. Ambos laterales completaron un buen partido.
 
Los dolores de cabeza en ese primer tiempo fueron los esperados. En el presupuesto estaba que la visita esperaría una pérdida para atacar. La única opción clara fue tras ese pase mal dado de Gutiérrez, repetido en cada uno de sus juegos, que permitió la conducción de Silvio Romero y el pase para Menéndez que definió de zurda afuera ante el achique de Arias y el cierre presuroso de Orban. No es novedad que el rival de hoy desea estas situaciones para atacar. Por eso, esos pases, anunciados, mal preparados y con tendencia al error son un riesgo. 
 
El segundo tiempo Racing tuvo otra postura corporal, si se permite la descripción para disimular carencias y maquillar lo apretado de un rendimiento colectivo que no fluye. Cáceres y Mena siguieron ensanchando al equipo y cada vez que pasaron al ataque le ganaron los duelos a Togni y Bustos. Miranda y Gutiérrez tuvieron la pelota porque el rival no presiona en esa zona y así, sin ser un canto al virtuosismo, la Academia jugó casi todo el segundo tiempo en campo visitante. Con las limitaciones antes mencionadas en la conducción de la pelota, pero al menos dejando en claro que quería los tres puntos.
 
El partido empezó a hacerse más desprolijo por la lluvia y un campo que si bien aguanto la lluvia ya estaba pesado, las piernas tenían acumulados minutos muy tensos y era complejo resolver en tan poco espacio. Arias fue un espectador de lujo y el equipo iba, sin ideas, pero empujaba. Lorenzo Melgarejo por Orban para buscar desequilibrio junto a Mena. Centros cruzados que no encontraban receptores y los desbordes de Cáceres que el equipo no finalizaba. Iván Maggi adentro para acompañar a Copetti y ver si esos minutos que siempre tiene seguían aportando soluciones.
 
El final no tuvo desperdicio. Inexplicable penal sancionado por Mauro Vigliano, de esos que Racing padeció durante tanto tiempo. No hubo falta de Barreto a Maggi pero a Enzo Copetti no le importó. Minuto 50 de partido y a Racing le dieron un penal de esos que en la era del todo pasa sufría en contra. Gol y final. Tercer clásico al hilo que sirve para trepar en la tabla. Los triunfos de Estudiantes y San Lorenzo le pusieron más presión al duelo barrial y pudo sumar de a tres.
 
El equipo gana, pero aún no da evidencias de cuál es la idea de su entrenador. Suma y avanza casilleros, pero no tiene rendimientos que lo hagan estable, confiable o permitan entender el porqué de las decisiones de Juan Antonio Pizzi. Ojalá esta victoria suelte las tensiones y permita empezar a jugar mejor.
 
Bajo la lluvia y en el último minuto. Sigue lloviendo, no guarden los paraguas.
 
Paolo Cella
 
@EspeRacinguista
 
@Paolo_Cella
Publicado en Partidos

CONSIGNA DEL DIA: ¿Copetti Y Cvitanich? ¿O Copetti sólo con volantes como hasta antes de Godoy Cruz ?

Publicado en Últimos Programas
Martes, 06 Abril 2021 11:54

Un grito que los expone

Los cuatro triunfos al hilo maquillaron la situación. A Pizzi no lo quieren aquellos quienes lo eligieron. Aunque Ruben Capria lo designó, debió pasar por la aprobación de Blanco y compañía. Godoy Cruz, el mas goleado y a quién mas le llegan, le puso un freno a esa serie de victorias. Y afloraron los viejos resquemores para el entrenador. Un grito desubicado, miradas cruzadas y el papelón. Así anda Racing en tiempos de pandemia y previo al clásico. Los mandas a espiar y tocan timbre. 
 

 
 
Finalizado el primer tiempo en el que Godoy Cruz le ganaba 2 a 0 a Racing el domingo en el Cilindro, se escuchó el grito: "Copetti de 9, ponelo de 9". Ese allegado, privilegiado asistente en tiempos de restricciones, no hizo mas que exponer la matriz de conducción que eligió Víctor Blanco para estos cuatro años de gestión que tiene por delante.Hoy este grito, ayer la irrupción en el vestuario (vedado a jugadores y cuerpo técnico) por otro dirigente y podrían seguir los ejemplos.
 
Este modo de llevar adelante las cosas no es de ahora. Hace unos días salió un podcast de Nicolás Rotnitzky para Big Data Sports sobre los días de Diego Milito y su Secretaría Técnica en Racing. Cómo ese grupo de trabajo encabezado por el ex futbolista de Racing, y en conjunto con el entrenador del fútbol profesional y juvenil, se encargaban de perfilar futbolistas según las características que el club necesitaba. Para el presente y el futuro, previendo lo inmediato y lo no tanto, para achicar el margen de error y no depender del "ojo" de uno o dos dirigentes, algún representante amigo que acerque su cartera de ofertas y tender puentes hacia el futuro, con un club mas previsible, evolutivo.
 
Si ese dirigente o allegado hubiera visto los partidos de Atlético de Rafaela en donde Enzo Copetti hizo dupla con Claudio Bieler, un ex Racing encima, se hubiera percatado de como jugó el actual atacante de la Academia bajo las órdenes de Walter Otta. Eso hacía la Secretaria Técnica, entre otras cosas. Mirar fútbol, de aquí y de allá, de primera ,segunda y tercera división, sudamericanos, etc, para conocer y reunir datos, analizarlos, debatirlos y decidir en función de un rumbo fijado. Pero el camino elegido fue otro. 
 
La Secretaría Técnica no era infalible. Aclarado esto para no herir susceptibilidades, el plan de trabajo trazado era novedoso y puso a Racing un par de pasos adelante en gestión deportiva. La idea era continuar aún sin Milito, quién siempre aclaro esto, para dejarle al club un método poco explorado en estar tierras pero saludable para la estabilidad deportiva y financiera de la institución.
 
La estructura de trabajo era lo sustancial para Racing. Tener mas de un par de ojos o un celular amigo para conducir un proyecto deportivo. A García, Fernández, Jiménez, Blanco, Torres o Chiodini, quién sea, les pasó factura el levitar que da aferrarse a un cargo o sentirse con el derecho a vociferar lo que quieran, desprovistos de la jerarquía que el cargo les da. Todo mientras los socios miran por televisión el festival de La Guardia de Allegados. Esto no es exclusivo de Racing pero aquí nos importa la Academia.
 
Tras años donde los medios y muchos hinchas ponderaron al ex jugador devenido en Secretario Técnico, las miserias asomaron y empezaron a dinamitar el día a día. Esto fue tan evidente que previo al clásico, al ex entrenador Sebastián Beccacece, un dirigente le dijo que no estaba capacitado para dirigir a Racing. Porque no lo eligieron ellos sino Milito.
 
Se sintieron excluidos porque el fútbol profesional no era manejado por ellos, acreedores de los votos, pero que están de paso indefectiblemente. Blanco, equilibrista al extremo, ya no tuvo margen de persuasión y Milito expuso las cartas. El Presidente pudo elegir y lo hizo. Se quedó con la vieja estirpe dirigencial, los dueños del espacio, los que no aceptan voces que fijen rumbos novedosos, mas acordes a los tiempos que corren.
 
Enzo Copetti jugó 65 partidos en Atlético de Rafaela. Conviritó 11 goles entre 2016 y 2020. Esos gritos se reparten entre el torneo de la Primera Nacional (6), Copa Argentina (1) y Copa Santa Fe (4). Tal vez, si hubieran mantenido la estructura de trabajo que tenía la Secretaria Técnica en vez de medirse el tamaño de su ego, se evitarían pasar estos papelones. 
 
Por favor, pónganse las medias del mismo color, no vaya a ser cosa que se peguen a ustedes mismos.
 
Paolo Cella
 
@EspeRacinguista
 
@Paolo_Cella
Publicado en Opinión
Página 1 de 17

 

Opinión

La comodidad desespera

Opina:

Racing quedó eliminado de la Copa Argentina y su andar deportivo en este 2021 continúa en picada. Con un plantel de vuelo bajo, sostenido por los emblemas del ciclo Coudet que mantienen la competencia digna, la Academia detonó su estabilidad…

Próximo Partido

Fecha 18

Equipo 1


Sábado, 23 Octubre 2021

20:15


Árbitro: A confirmar

TV: Youtube: Esperanza Racinguista

Torneo: Torneo Socios

Equipo 2

Último Partido

No levanta cabeza
Torneo: Torneo Socios 2021

Equipo 1
Equipo 2

Último Programa

Tabla de Posiciones

 

# Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC DIF
1 River Plate 30 14 9 3 2 28 11 +17
2 Talleres (C) 29 14 9 2 3 22 13 +9
3 Estudiantes (LP) 26 15 7 5 3 24 15 +9
4 Lanus 26 14 8 2 4 24 20 +4
5
 
Velez
24 15 6 6 3 21 11 +10
6 Independiente 23 14 6 5 3 16 13 +3
7 Huracan 22 15 5 7 3 12 9 +3
8 Godoy Cruz 21 14 6 3 5 25 20 +5
9 Argentinos 21 14 5 6 3 12 8 +4
10 Boca Juniors 21 14 5 6 3 12 10 +2
11 Colon 20 14 5 5 4 10 15 -5
12 Racing Club 19 14 4 7 3 11 7 +4
13 Def y Justicia 18 14 4 6 4 16 12 +4
14 Union 18 15 5 3 7 15 20 -5
15 Rosario Central 17 15 5 2 8 20 21 -1
16 San Lorenzo 17 14 4 5 5 12 15 -3
17 Gimnasia (LP) 17 14 4 5 5 11 15 -4
18 Platense 16 15 3 7 5 17 19 -2
19 Sarmiento (J) 16 14 4 4 6 12 16 -4
20
 
Newells
16 15 4 4 7 16 22 -6
21 Atl Tucuman 16 14 4 4 6 12 18 -6
22 Patronato 15 14 3 6 5 10 14 -4
23 Banfield 14 14 2 8 4 10 13 -3
24 Aldosivi 13 14 4 1 9 16 26 -10
25 Central Cba (SdE) 11 15 2 5 8 15 22 -7
26 Arsenal 11 14 2 5 7 6 20 -14

Compartir