facebooktwitter

VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners

Elige tu propio destino

Estalló la política interna de Racing y se quieren llevar puesto al mánager.

El fútbol argentino sigue atado a viejos y pesados vestigios, incapaz de entender que aún sin perder la esencia puede aspirar a mejorar la calidad de sus prestaciones. La incorporación de personajes que fueron actores principales de este juego en cargos directivos es común en todo el mundo. Aquí, los futbolistas que intentan hacerlo, son atacados por estructuras añejas que desean mantener su estatus. Racing y Diego Milito comienzan a bifurcar sus caminos y eso no es una buena señal.

A Víctor Blanco se le han reconocido en estos años al frente de la presidencia de Racing muchas virtudes. Los que no ponen tanto el foco en el día a día valoran la "estabilidad" que aflora puertas hacia afuera. Desde su asunción por emergencia a la fecha el club cobró notoriedad deportiva, alejó rumores de inconsistencia financiera y capturó tres títulos locales. En el medio, saldó una cuenta pendiente de todo el fútbol argentino, pero reclamada en Racing particularmente: incorporó la figura de un Secretario Deportivo. El elegido fue quién mucho hizo para aportar a la estabilidad desde su regreso: Diego Milito. Olfato político o convicción, el empresario gastronómico y hotelero, capturó la oportunidad.

Arropado por la gente, el hombre que participó en dos de los últimos cuatro títulos de Racing como futbolista (2001 - 2014), mas dos como Secretario Técnico, Superliga y Copa de la Liga, puso su mirada como ex futbolista en ligas top (Italia y España) al servicio de un club y su dirigencia que debía acompañar ese andar deportivo con estructuras de trabajo que mejoren lo que se venía haciendo. Esto implicaba mover de su lugar a personajes que anidan por años en sus cargos, se adueñan de esos espacios y repelen a todo aquél que, aún con impresiciones, aspira a mejorar lo que esta bien desarrollado.

Eso le sucedió a Diego Milito en Racing, encontró personajes a disgusto con su idea y sus herramientas. Nadie escapa al dilema de no poder domar al ego. Blanco intentó mantener la armonía en su comisión directiva lo más que pudo. Si algo destaca a la composición de ese cuerpo de trabajo es la diversidad de personajes que la habitan y aquellos que son periféricos, con cargos en otras áreas pero responden al mandato del Presidente. Roberto Torres, Miguel Jiménez o Adrián Fernández, por citar tres de los mas apuntados en estas horas en operar para desgastar al entrenador y en consecuencia al Secretario Técnico, el objetivo real.

Desde que eligió a Sebastián Beccacece a hoy, con un parate obligado por la pandemia, los dardos no cesaron. Los triunfos postergaron la acción de aquellos que se vieron aislados de las luces del reconocimiento. Bastó que tres derrotas en fila se sucedieran para retomar la hoja de ruta. La amenaza de perder su espacio dentro del club, o no poder ver sus nombres en los primeros planos, los activó para erosionar los cimientos de un trabajo a largo plazo que ni el propio Milito reclama como propio. Los proyectos trascienden a las personas, son políticas de estado que deberían encontrar continuidad, con los matices del caso, sea quién sea la persona que conduzca.

Diego Milito no es infalible y es probable que haya cometido errores al frente de la Secretaría Técnica. Sucede que su trascendencia deportiva, anterior a este cargo, lo expone como a ningún dirigente de Racing jamás le sucederá. Lo que por falta de mérito o reconocimiento no les llega a estos personajes es también parte de la matriz de todo este operativo desgaste. Salvo Víctor Blanco, por exposición y virtudes propias, ninguna otra persona del mundo Racing trasciende lo que sí logra Milito. Contemporáneo de una generación que no calla sus alegrías y disgustos, con una red social a mano para manifestar adhesiones o enojos, el 22 marcó un punto de inflexión en la historia moderna de Racing.

El Presidente tiene la oportunidad de elegir el perfil de club que quiera de aquí en adelante. Si mantiene los hábitos que intenga desarrollar Milito, y quién continúe su trabajo luego, o vuelve al presidencialista ejercicio del manejo del fútbol, rodeado de pares que dependan de herramientas que comienzan a quedar vetustas. Para ponerlo en términos que Blanco conoce bien: un club con facturas y café con leche o un nutricionista que elija las recetas mas saludables.

Quién quiera verlo o no es otro cantar, pero es un personaje que aún alejándose del día a día deberá detener su marcha para firmar un autógrafo o sacarse una foto.

Los demás son comunes mortales que cuando cruzan el Puente Pueyrredón se pierden en la intrascendencia del anonimato.

Paolo Cella

@Paolo_Cella

@EspeRacing

www.esperanzaracinguista.com

 

Opinión

Elige tu propio destino

Opina:

Estalló la política interna de Racing y se quieren llevar puesto al mánager.

Próximo Partido

Fecha 5 - Zona Complementación B - Racing vs Newells

Equipo 1


Sábado, 09 Enero 2021

19:20hs


Árbitro: A confirmar

TV: A confirmar

Torneo: Copa Diego Maradona

Equipo 2

Último Partido

Un triunfo de despedida
Torneo: Copa Maradona

Equipo 1
Equipo 2

Último Programa

Tabla de Posiciones

Compartir