facebooktwitter

VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners

Dejarse ayudar

Miércoles, 07 Junio 2017 22:43 Escrito por

La temporada esta llegando al cierre y Racing aún debe confirmar su posición final para saber si accederá a la Copa Libertadores de 2018 a través de esta vía. Mientras las otras dos competencias del año quedaron postergadas hasta el segundo semestre, la planificación de la siguiente temporada empieza a ser un tema que ocupa a cuerpo técnico y dirigentes. A Racing le llegó la hora de proponerse un salto de calidad. Será clave rodearse de elementos que aporten claridad y visión para mejorar la errática política deportiva que planteó en Junio de 2016 esta conducción.

 


 

 

Diego Cocca retornó a Racing y con el también pareció reverdecer el equipo. Aquella presunción de que la Academia tenía un plantel bien conformado, con calidad y variantes, tomaba fuerza tras la salida de Zielinski. Un ciclo que comenzó a las apuradas tras el despido de Sava a una semana de iniciar el torneo local y sin tiempo para trasladar al campo de los ensayos su idea, cerró el 2016 envuelto en idas y vueltas con los rumores de malestar respecto de los referentes y el estilo del Ruso. Acorralado desde su arribo por la forma de jugar de su equipo en diciembre dijo adiós. Volvió el técnico campeón y con resultados mas positivos se envalentonó Racing. Pero el juego no dista mucho de lo que se venía observando.

 

A Racing le brotaron tres futbolistas en este 2017 que ya habían empezado a ser considerados tiempo atrás. La explosión de Lautaro Martínez compensó la ausencia de Lisandro López y los vaivenes de Gustavo Bou. Pablo Cuadra y Brian Mansilla también tuvieron minutos y dieron crédito a todo lo que se venía sospechando de ellos en su recorrido hasta llegar a la primera. El nivel de Acuña colaboraba para sostener el andar de la Academia. Pero de mitad de cancha para atrás el plantel no dio nunca la sensación de calidad y jerarquía que si tiene adelante. El recambio no aportó soluciones nunca y siempre terminaron jugando los que en el día a día marcaban una leve diferencia. A la hora de los partidos esas soluciones no eran tales y el equipo padecía el contraste.

 

Es primordial e imprescindible que Víctor Blanco y compañía abran el juego y convoquen a otras voces que puedan aportar una visión superadora respecto de las necesidades de este plantel. Que no refieren solamente a que futbolistas incorporar sino como encontrar la mejor salida, sin que esto implique una pérdida mayor de capital, para jugadores que no han aportado minutos o aquellos que sí lo hicieron pero no dieron la talla. Evaluar el regreso de valores forjados en casa como Bareiro u Oroz y que dieron versiones muy satisfactorias en sus respectivos clubes. Elaborar un plan de ventas que no provoque una sangría de aquellos que son, hoy por hoy, casi imprescindibles. Lautaro, Bou y Acuña tienen ofertas o son apetecibles para el mercado. Será prioritario establecer una o dos ventas, no más.

 

Todas estas decisiones, que en algún tiempo fueron criteriosas, ahora deberán tener la necesaria colaboración de grupo de trabajo. No puede ser más decisión de una persona. Presidente, entrenador o representante. Coordinar un equipo que pueda comprender y evaluar la realidad de un grupo de futbolistas que tiene que ser oxigenado. Hay que dejar atrás lo que fueron y evaluar lo que son hoy día. El recambio se impone. El derecho adquirido por aquél título extendió su plazo y Racing vio pasar competencias sin conseguir ningún objetivo relevante. Y esta tarea no puede ser obra y gracia de una o dos personas. Hay que abrir el juego y profesionalizar un área que dio pérdidas esta temporada: el fútbol profesional.

 

Paolo Cella

 

info@esperanzaracinguista.com

 

@Paolo_Cella

 

Una realidad pisoteada

Lunes, 22 Mayo 2017 20:40 Escrito por

La caída en el clásico despertó las alarmas. Perder esa clase de partidos siempre impacta sobre la realidad de un equipo. Pero la derrota en Rosario tuvo condimentos adicionales que agravan aún mas el momento de Racing. La fecha se prestaba para que una victoria re localizara al equipo en la búsqueda de las copas internacionales. No hubo respuestas y eso es, además de lo futbolístico, lo que comienza a preocupar. No es momento de atarse a lo que pasó sino a pelear por lo que falta. 

 


 

Racing entregó una pésima imagen en Rosario. Apenas intentó durante los primeros minutos debatirle las condiciones del partido a Central. Pero el Canalla terminó por imponer su postura y tras el gol de Teófilo Gutierrez el equipo de Diego Cocca perdió la compostura, cedió en su intento por preocupar al equipo de Montero y cayó en las dudas que le genera el momento desparejo de su plantel. Y aquí está la clave de todo este asunto que envuelve a Racing. Desde que volvió el entrenador campeón en 2014 cada una de sus individualidades que se destacaban por su presente se vieron afectas por lesiones o sus ausencias que tomaron una relevancia notable, y esto afectó al juego del equipo.

 

No es excusa ni prescinde de responsabilidades al entrenador. Sin ir mas lejos los dos refuerzos que llegaron en el último mercado de pases fueron al banco ante Independiente y Rosario Central. Pero el des balanceo que tiene la nómina de Diego Cocca no ayuda para encontrar soluciones en otros lugares. Y para colmo algunos futbolistas arrastran rendimientos de bajo vuelo, que de no ser por el vínculo sentimental que genera aquella alegría en 2014, deberían haber sido reemplazados hace tiempo. Cuando tuvo a los atacantes disponibles la disparidad de jerarquía con la  defensa disimuló este déficit. Pudo disimular la ausencia de Lisandro con el despegue de Lautaro, pero Martínez se fue al mundial mientras López y Bou conviven con sus dolencias o falta de ritmo. Y en la previa del clásico se cayó Acuña.

 

Los números de Racing en este 2017 disimulan todo esto. Los 7 triunfos en 11 partidos no parecen reflejar esta realidad caótica que se puede leer o escuchar en el ambiente interno. Pero el condimento de un año que definirá en las urnas el futuro político del club suma para esta vertiginosa realidad donde el pedido de limpieza, que Cocca ponga a los pibes, que Blanco gaste toda la que tiene y demás cuestiones afloren como nunca y le agreguen algo mas de ruido a una cuestión que es exclusivamente futbolística. El resultado de una mala planificación allá por junio de 2016 donde la dirigencia dudó de Sava, especuló con su continuidad, incorporó sin un criterio claro para conformar el plantel y contrató a una semana del inicio del campeonato a un técnico, Zielinski, mas por necesidad que por convicción. Aún así el peso de ciertas individualidades sostiene a Racing en lo deportivo.

 

Por eso y mas allá de que este plantel esta sufriendo el desgaste lógico del paso de los años, son ellos los que deberán revertir el rumbo de Racing de aquí al final de campeonato. No servirá de nada adelantar los procesos de crecimiento de los futbolistas de reserva ante semejante desafío. Porque acceder a la próxima edición de la Copa Libertadores es el objetivo de máxima que tiene Racing de aquí en adelante. Quedan 15 puntos en juego, está a 3 unidades de los puestos de copa y debe cruzarse aún con Colón, Banfield, River y San Lorenzo. No parece ser el mejor escenario para barrer con el plantel y poner a los futbolistas que gestiona Fleita. No merecen tampoco ser víctimas de un pedido acelerado. Cargarles tamaña responsabilidad es injusto.

 

Ya lo dijo Víctor Blanco en la semana. No clasificar a la Copa Libertadores sería un fracaso. Y esa misión es responsabilidad de quienes hasta aquí la vinieron llevando. El plantel actual, con sus limitaciones de conformación y recambio de escasa jerarquía. A fin de temporada será el momento de no repetir el error de traer por traer e incorporar refuerzos que aporten un salto de calidad.  

 

Paolo Cella

 

info@esperanzaracinguista.com

 

@Paolo_Cella

 

 

Recuperar la esencia

Miércoles, 10 Mayo 2017 20:57 Escrito por

El domingo a las 19 horas Racing e Independiente se darán cita para una nueva edición del Clásico de Avellaneda. Con apenas 4 puntos de diferencia en la tabla de posiciones se verán en un duelo que los encuentra revitalizados aunque por distintos motivos. Lo que mas nos importa es entender el presente que vive el equipo de Diego Cocca para poder asumir con lujo de detalles el compromiso del próximo fin de semana. La medida de Gimnasia no parece ser tal como para dar por sentado que aquél partido le dio respuestas al entrenador. Pero si alcanza para comprender lo que precisa la Academia: recuperar la esencia.

 


 

La previa de los clásicos suelen prescindir de los antecedentes. Sobre todo de los inmediatos. Como llegan unos y otros, de que manera y con que semblante. Esta claro que los últimos partidos han sido de saldo favorable para Racing si se toma en cuenta que a pesar de una derrota allá por 2015 se dejó al rival de siempre afuera de una competencia internacional. En ese punto es donde el recuerdo pesa mas que lo inmediato, el resultado del último fin de semana. Lo que no se debe soslayar sin embargo es como llegan respecto al juego y la búsqueda de cada cuerpo técnico.

 

En el caso de Racing, Diego Cocca atraviesa un proceso de re ordenamiento táctico tras la caída sin atenuantes y con feos síntomas frente a Temperley. El entrenador movió un par de piezas en defensa y el medio campo y el equipo esbozó un orden que no tenía a pesar de sumar mas victorias que derrotas en este 2017. El equipo gozaba de un potencial ofensivo letal que cuando no era efectivo veía como se derrumbaba todo como un castillo de naipes por los desajustes defensivos. Hacia allí fue el entrenador en búsqueda de los ajustes necesarios, la inclusión de Videla le permitió cubrir mejor los espacios y ofrecer mejores garantías defensivas.

 

Este período de búsqueda no tuvo mas ensayos previos que aquellos 90 minutos ante el equipo platense en el Cilindro. Lo siguiente es el partido mas importante del campeonato. El clásico. Frente a un rival que llega en alza, ganando de visitante con una contundencia poco habitual pero padeciendo los encuentros como local donde los empates lo estancan en su crecimiento. Ariel Holan ha podido darle su sello a su equipo y llega, desde ese punto de vista, con un mejor semblante. Cocca recién pudo ver algo de lo que pregona respecto de como le gustan sus equipos este último fin de semana.

 

Por eso será clave que Racing recupere esa esencia que empezó a mostrar frente a Gimnasia. El orden defensivo que permita explotar la mayor virtud del equipo: su ataque. Regresa Gustavo Bou para acompañar a Lisandro López en el ataque. Parece que la lesión de Acuña será cubierta con Cuadra, un atacante que puede arrancar desde ese costado para llegar con sorpresa. Si Cocca logra transmitir ese mensaje y Racing sostiene la postura de los últimos clásicos será mucho mas factible conseguir una victoria. Tiene material para hacerlo y solo debe recuperar la memoria.

 

Paolo Cella

info@esperanzaracinguista.com

@Paolo_Cella

 

Opinión

La rueda de la fortuna

Los equipos y sus actualidades, marcan en muchos casos, la diferencia que puede obtener uno sobre el otro. En muchos casos, no en todos.

Próximo Partido

Fecha 06 Racing Club vs Unión de Santa Fe

Equipo 1


Lunes, 24 Septiembre 2018

19hs


Árbitro: A designar

TV: AM 540 y Racing 24

Torneo: Superliga Argentina

Equipo 2

Último Partido

Se aferra a la punta
Torneo: Superliga

Equipo 1
Equipo 2

Último Programa

Tabla de Posiciones

Compartir