facebooktwitter

Usted está aquí:Inicio > Noticias > Noticias de Hoy - Esperanza Racinguista
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners
Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 46

Domingo, 26 Junio 2022 20:56

Un triunfo a pura efectividad

Por la 5ta fecha de la Liga Profesional Racing le ganó 5 a 0 a Aldosivi de Mar del Plata. Los goles fueron de Emiliano Vecchio, Enzo Copetti, Leonardo Sigali, Rufino Lucero en contra y Jonathan Gómez. En la Academia debutó Johan Carbonero como titular y más tarde ingresó Maximiliano Romero. El partido con resolución rápida en el segundo tiempo sirvió para despedir a Nery Domínguez, quien no renovó su vínculo. Segundo triunfo consecutivo en casa ante el Tiburón por idéntico marcador. La vez anterior había sido por los cuartos de final de la Copa de la Liga.


Racing necesitaba salir rápido de los efectos adversos ocasionados por la derrota en La Plata ante Gimnasia. El mal partido jugado en el Bosque no podía repetirse en casa frente a un rival que pelea por sostener la categoría y aún no sumo de a tres en el campeonato. De juego discreto a pesar del dominio territorial, la Academia encontró el punto de quiebre en los últimos minutos del primer tiempo con un pelotazo primero y un contra golpe después. No le quita mérito a la resolución pero explica en parte lo que tuvo que trabajar para doblegar a los marplatenses.

Fernando Gago volvió al 1-4-3-3 para este duelo. Con la inclusión de Emiliano Vecchio, Johan Carbonero y Tomás Chancalay, el entrenador ordenó mejor las piezas comparado con aquél intento de sorprender en La Plata colocando una línea de cinco y muchos volantes para acompañar a Enzo Copetti. Con un dibujo más agradable para sus futbolistas, Gago recuperó al menos la postura de su equipo. La incorporación del volante ex Rosario Central fue una buena decisión. Con movilidad y sobre todo lectura del juego, el número 20 fue quién mejor pasó la pelota.

A pesar de esta recuperación del dibujo y los aportes de Vecchio, Racing no tenía visitas de riesgo al área de José Devecchi. Parado con cinco defensores atrás y tres volantes más cercanos a esa última línea, a Racing se le dificultaba darle profundidad a toda la tenencia de pelota que ejercía. Recuperó desborde con Eugenio Mena partiendo desde más atrás y un Facundo Mura más activo en ataque. Pero sigue sin tener esa lucidez para crear más situaciones de gol. Tuvo una con Vecchio que despejó un defensor marplatense en la línea pero no más.

Recién a los 39 minutos del primer tiempo pudo romper el cero. Pero fue con un pelotazo de Leonardo Sigali para Copetti. Corriendo contra su arco y forcejeando con el delantero de Racing, Mario López la rechazó hacia el medio y quién acompañó para ganar la segunda jugada fue Vecchio, que no dudó y le pegó de lleno para convertir su primer gol con la camiseta de la Academia. Enseguida a la salida de un córner Chancalay lo puso cara a cara a Copetti con Devecchi con un pase de 25 metros sensacional. Mejor fue la definición del delantero que la mató y enseguida la picó por encima del arquero visitante. Dos a cero en cuatro minutos y todo el segundo tiempo por delante.

La ráfaga de Racing fue oportuna porque el equipo se iba al segundo tiempo sin poder doblegar a Aldosivi, pero esos dos golpes al mentón del equipo visitante fueron la llave para resolver lo que desde el juego no tenía una claridad manifiesta. Para colmo a los diez del complemento Vecchio asistió a Leonardo Sigali y el capitán definió de zurda al segundo palo para establecer el 3 a 0 que sentenció los ánimos del equipo marplatense.

Quedó tiempo para darle minutos de despedida a Nery Domínguez, que vuelva a sumar minutos Gabriel Hauche, darle tiempo de juego a Maximiliano Romero y que Edwin Cardona entre sin arriesgar lo que sus compañeros construyeron minutos antes. El gol en contra de Rufino Lucero y el golazo de Jonathan Gómez decoraron un resultado abultado.

Importante para la confianza y que el estreno de los refuerzos sea con viento a favor. Carbonero pudo sumar minutos y dar algunos indicios de lo que sus características pueden aportarle a un equipo que necesitaba un revulsivo en el último tercio. Otro gran partido de Aníbal Moreno en la mitad de la cancha y la nostalgia de la ida de Nery Domínguez, un futbolista que aportaba en varios sectores del campo y dentro del vestuario.

Ahora llega el turno de sostener de visitante la misma postura que de local.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

 

Viernes, 17 Junio 2022 01:18

Recuperó la sonrisa

Racing le ganó 2 a 0 a Vélez en el cierre de la tercera fecha del torneo local. Con goles de Matías Rojas y Fabricio Domínguez, el equipo de Fernando Gago volvió al triunfo tras dos caídas consecutivas. Sin desarrollar un dominio abrumador, la Academia sumó de a tres justo a tiempo. Las dos derrotas previas precisaban una respuesta para el ánimo alicaído y no dejar trascender las malas sensaciones de los juegos anteriores. Con ausencias y sin recambio al menos pudo sacar adelante un juego que necesitaba ganar para levantar la autoestima del plantel.


 

Si bien se trata de la tercera fecha del campeonato, los antecedentes previos obligaban a una pronta respuesta por parte del equipo para no permitirse otro traspié. Desde el juego Racing acumulaba algunos partidos sin poder ejercer esa imagen de equipo consolidado que le permitió generar expectativas el semestre pasado. Con ausencias y sin una nómina que brinde opciones de recambio, pudo sortear el obstáculo de Vélez y retomar al menos el camino del triunfo. Un combustible indispensable para levantar el ánimo y trabajar con otra perspectiva.

La única variante respecto al último duelo fue el ingreso de Edwin Cardona por el suspendido Tomás Chancalay. El resto, los mismos diez futbolistas que iniciaron en Mendoza. La principal diferencia fue la postura del equipo respecto a aquél duelo ante Godoy Cruz. El domingo fue un equipo pasivo, sin agresividad para la disputa y que se fue entregando al dominio local casi desde el inicio del partido. Anoche al menos ese matiz del juego lo mejoró, pareciéndose bastante al equipo que intenta recuperar lejos de Gómez y cerca del arquero rival con mayor premura.

Entre este presente de Racing sin tanta claridad en el último tercio y un rival cómodo con su postura, ese primer tiempo no tuvo demasiada acción. El plan de la Academia no encontraba soluciones en la zona alta del campo. Comprimió al Fortín con la última línea bien alta, siempre con Leonardo Sigali como bandera, pero no tradujo ese dominio territorial en situaciones de riesgo para Lucas Hoyos. No mezclo bien en los costados, sitios desde donde suele prevalecer ante sus rivales, y lo sintió. Bajo Facundo Mura, el costado izquierdo con Cardona y Gonzalo Piovi no trascendió.

La primera media hora se escurría con buenas intenciones de Jonathan Gómez y Aníbal Moreno pero no mucho más, hasta que esa postura alta de los centrales locales rindió sus frutos. Emiliano Insúa anticipó alto y cambió de frente para ubicar a Matías Rojas a la espalda de Francisco Ortega. El paraguayo recortó de afuera hacia adentro desparramando defensores y arquero visitante para definir suave al palo izquierdo del arco fortinero. Un gol de alta calidad para el futbolista más ponderado por sus compañeros en cuanto a aptitudes. Apertura del marcador y comienzo de otro partido de cara al cierre del primer tiempo y lo que vendría.

Sobre el cierre de esa primera mitad ingresó para hacer su debut Emiliano Vecchio por el lesionado Leonel Miranda. Y Gago modificó la estructura del equipo. El ex Central se paró detrás de Enzo Copetti, Gómez y Moreno comenzaron a jugar en paralelo y el dibujo, con Cardona y Rojas a los costados, era un 1-4-2-3-1. De ahí en más, con ese formato y los futbolistas en cancha disponibles, el plan ideal hubiera sido defenderse con la pelota ante un rival que no exigió nunca. Pero no salió así el segundo tiempo.

Los golpes recibidos en el corto plazo, la confianza minada por los resultados adversos y la falta de recambio y energías hicieron que aquél plan imaginado de profundizar los tiempos de posesión mutaran a una versión de repliegue y contención de daños. Racing no pudo sacar casi nunca alguna réplica que mantenga a los de Alexander Medina alertas por los espacios que dejaría cuando diera el paso adelante en búsqueda del empate.

Tal es así que en la segunda ventana de cambios ingresaron Lucas Orban por Rojas e Iván Pillud por Mura. La Academia trazó una línea de cinco defensores para contener a Vélez. A pesar de comenzar a cargar la zona con delanteros, Orellana y Pratto para acompañar a Janson y Osorio, los de Liniers tampoco tuvieron opciones de gol. Salvo aquella en el inicio del complemento que perdió Soñora entrando por el segundo palo y el tiro de Pratto bien resuelto por Gómez sin mayor exigencia.

El cierre del partido encontró a Vélez cegado en la búsqueda sin riesgos para el arco local, moviendo la pelota de un lado a otro sin poder entrar. El segundo gol le bajo el martillo al partido y las esperanzas del Fortín por empatarlo. La aguantó Copetti, la movió Jonathan Gómez y Vecchio tuvo la claridad para ubicar sólo a Fabricio Domínguez para sentenciar el duelo.

Racing ganó con algunos aspectos positivos sobre todo en el primer tiempo. Pero ante todo pudo cortar con la mala semana de resultados y recuperarse ganando, con un triunfo que suma para levantar el ánimo y trabajar pensando en recuperar futbolistas y condiciones físicas mientras espera por los refuerzos. Siempre es mejor trabajar desde el triunfo.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

 

Domingo, 12 Junio 2022 17:11

Un equipo deprimido

Por la segunda fecha de la Liga Profesional de fútbol Racing perdió 2 a 0 en Mendoza frente a Godoy Cruz. El equipo de Fernando Gago entró en una serie de partidos donde no tiene la fluidez que lo envalentonó durante la pasada Copa de la Liga. Esto, los rendimientos individuales bajos de varios futbolistas y la falta de recambio del plantel forman un combo que mina las expectativas de poder revertirlo sino se nutre urgente de jugadores e ideas nuevas. El libreto esta gastado y con sólo un poco de entusiasmo a Racing lo ponen a besar la lona.


 

Godoy Cruz copió el módulo táctico de Agropecuario en la semana por Copa Argentina. Dejó de lado su habitual línea de cuatro defensores y puso una línea de cinco, con tres centrales, dos volantes en la zona media y tres futbolistas adelante, cuya primera misión era que Racing no saliera con conducciones elaboradas desde abajo. Salomón Rodríguez, el centro delantero local, emparejó su tarde con Aníbal Moreno. Martín Ojeda y Ezequiel Bullaude tomaban a un central y al lateral por donde la Academia orientaba su salida.

Con ese plan inicial más la floja tarde de los volantes de Racing con la pelota en los pies el partido fue un castigo de tránsito lento en ese primer tiempo. Sólo una vez el equipo de Fernando Gago pudo sortear esa presión para poner a Matías Rojas a correr a espaldas de Negri y Ferrari, central y lateral izquierdo en esa línea de cinco. Sucede que el guaraní sólo utiliza su pierna derecha de apoyo, tuvo que enganchar para su pierna hábil y perdió ángulo. Diego Rodríguez achicó y contuvo el tiro. Antes y después de eso nada para resaltar.

Racing jugó todo el primer tiempo, y más después de la tonta expulsión de Tomás Chancalay, a un ritmo deprimido. Como si la caída en Jujuy hubiera terminado de erosionar la confianza de un equipo que además tiene rendimientos individuales que bajaron considerablemente y eso, inevitablemente, repercute en el funcionamiento de un equipo que sino tiene a sus piezas alineadas, sufre. A falta de futbolistas distintos, que se encarguen de arriar a sus compañeros en tardes o partidos esquivos, todo depende de que cada uno esté en situación de paridad con sus compañeros.

Con la roja a Chancalay la dupla local desarmó la línea de cinco, colocó otro media punta explosivo y ejercitó la misma fórmula mencionada de Agropecuario en la  semana. Envíos largos para poner a correr a algún delantero a espaldas de los centrales de Racing. La idea de defender lejos de su arquero tiene estos costos y si el rival es efectivo, la cuenta se paga cara. La apertura del marcador fue por un movimiento a espaldas de Facundo Mura, centro de Negri y gol de Salomón Rodríguez en el área chica.

Cuando a Racing lo estiran o lo ensanchan queda más expuesto aún. Con diez o en igualdad de condiciones nunca los de Gago estuvieron en partido. Para colmo el primer cambio, el que el entrenador hace pensando en revertir las cosas es Fabricio Domínguez. Un futbolista que no resuelve nada en ofensiva ni aporta en el retroceso. Sucede que el vaciamiento del plantel a manos de los dirigentes y la falta de reclamos  de más futbolistas del entrenador han convertido a este plantel en un grupo sin recambio en las zonas claves de la cancha.

El segundo gol, también con un envío largo al igual que el miércoles por Copa Argentina a espaldas del central derecho y la colaboración de Gastón Gómez de floja reacción sentenció la tarde mendocina.

Los ingresos de Cardona, Prado y Román Fernández desnudan más la falta de recambio que otra cosa. Pareció más un mensaje del entrenador reclamando por refuerzos de mitad de cancha en adelante que una intención de revertir el resultado.

El equipo juega mal desde hace varios partidos, incluso aquellos en los que creó muchas situaciones de gol. Los rendimientos bajos, la falta de recambio pero también la monótona rutina de buscar siempre igual hacen de este equipo una versión previsible. Es apenas la segunda fecha pero este es el único objetivo que queda de aquí a fin de año. La reacción debe ser inmediata.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

Miércoles, 08 Junio 2022 22:35

Enemigos del gol

Racing perdió 2 a 1 en los 16vos de final de la Copa Argentina ante Agropecuario de Carlos Casares en el estadio 23 de Agosto de Jujuy. La derrota castiga a un equipo ineficaz que erra todo lo que genera producto de la escasez de calidades de tres cuartos en adelante. Su rival marcha 13 en el torneo de la Primera Nacional y lo eliminó de uno de los dos objetivos que este plantel tenía por delante este semestre. El entrenador deberá ejercitar el ingenio para encontrar soluciones ante la reiterada falta de creatividad y otro fracaso en apenas 20 días.


 

Todo lo bueno y lo malo que puede suceder en esta clase de partidos entre un equipo de primera con ciertas jerarquías individuales y otro de la segunda categoría se hizo presente en apenas cinco minutos, sobre el cierre del primer tiempo. Después de haber ejercido un dominio testimonial, por peso específico de nombre, Racing se puso en ventaja sin haber exigido demasiado al arquero de Agropecuario. Pero la moneda al aire que es este equipo y este torneo en particular para la Academia se hizo presente en apenas cinco minutos. La fatalidad y el exceso de confianza lo castigaron duro.

Antes de esos episodios fatales para el equipo de Fernando Gago Racing había propuesto desde la postura ejercer el control del partido. Con los retoques por lesiones, al entrenador se le agota el stock de futbolistas que puedan ocupar roles esenciales en los tramos de la cancha donde la jerarquía individual pueda soslayar ausencia de funcionamiento. Hace un par de partidos y algo más que Racing viene siendo espeso en sus traslados y repite los ejercicios de transición sin darle un plus de sorpresa a esos movimientos ofensivos.

El gol explica un poco esto. Alcanzó con una diagonal de Tomás Chancalay de izquierda al centro para moverse a la espalda de Javier Correa para que Racing pusiera mano a mano a un delantero. El pase de Leonel Miranda ubicó al ex Colón de frente al arco para poner el 1 a 0. Antes  y después de eso el equipo repitió movimientos hasta tres cuartos, sin sorpresa, que finalizaban con centros de los laterales para la nutrida línea de cinco que plantó Diego Osella.

Pero este equipo no pudo sostener la ventaja ni afianzarla desde lo anímico tras ponerse adelante en el marcador. Alcanzó con un pelotazo largo para Brian Blando, a espaldas de Cáceres, y la definición de zurda del delantero sojero para igualar el juego. Defendiendo mano a mano, por mandato de su entrenador, Racing le abrió las puertas a la dimensión de la Copa Argentina, ese espacio donde los papelones son frecuentes. Apenas dos minutos más tarde, con diez por la lesión de Alcaraz que el técnico no reemplazó para no gastar una ventana, otra vez el delantero de Agropecuario le ganó la espalda al otro central de Racing y ante la nula reacción de Gastón Gómez dio vuelta el marcador.

El estilo de juego que Fernando Gago pregona para su equipo tuvo su primavera durante la Copa de la Liga. Ante la falta de recambio o la falta de calidad individual para ejecutar en ciertos tramos de las competiciones el equipo se quedó afuera de tres de sus cuatro objetivos. Si los centro delanteros necesitan de una decena de situaciones de gol para meterla, el trabajo previo para generar esas chances se diluye. No es lo mismo jugar mano a mano con Leonardo Sigali de titular que con cualquier otro futbolista. Estos detalles hacen a la suma del todo. Jugar bien también es interpretar el material que se tiene para poder desarrollar esa idea o amoldarse a las circunstancias.

Para el complemento quedó la obvia necesidad de Racing ante un escenario previsible. Adentro Jonathan Gómez y Enzo Copetti por Alcaraz y Mura. El irresoluto Fabricio Domínguez hizo toda la banda hasta el ingreso de Matías Rojas. El ingreso del paraguayo le dio diez minutos de mejor circulación y peligro al equipo que hizo figura a Williams Barlasina, el arquero de Agropecuario. Forzado pero obligado, Racing erró todo otra vez. Un deja vú de aquella noche de Copa Sudamericana donde también Javier Correa desperdició cada situación de gol que tuvo.

Jugando al mismo ritmo toda la noche la Academia no agilizó nunca la búsqueda a pesar de aquellos momentos mencionados donde exigió al arquero del equipo bonaerense. Terminó jugando con sus dos centrales casi en la puerta del área rival pero sin dar esa sensación de que podría quebrar la resistencia de Agropecuario y en cuanto eso sucediera lo daría vuelta.

La eliminación de Racing no puede pasar desapercibida ni ser minimizada. Es otro papelón en menos de un mes que priva al club de seguir en una competencia que después del fracaso internacional se había tornado prioritario. Pero el prestigio que sigue dilapidando esta gestión solo es mensurado por el paso del tiempo.

Gago supo potenciar rendimientos de varios futbolistas que no tienen estatura para vestir esta camiseta. Pero ante la escasez de variantes y la falta de calidades no varió su libreto y se quedó sin tres de las cuatro competencias en pocos días. Si él no se pone firme en exigir más calidades habrá que pensar que su lectura del momento tampoco es la adecuada.

Hizo tres cambios porque no tenía más recambio. Especula con el avance o no en cada competencia tiene su castigo. La inversión no es un gasto, ¿recuerda?.

Este papelón se inscribe entre los más destacados de la gestión Blanco. Al fin y al cabo, la cabeza de todo esto.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

 

Jueves, 26 Mayo 2022 22:18

Un papelón

Racing perdió 1 a 0 frente a River Plate de Uruguay por la sexta fecha del grupo B de la Copa Sudamericana y quedó afuera de la competencia cuando tan solo le alcanzaba con sumar un punto. La cantidad de oportunidades que desperdició Javier Correa fueron una condena para este equipo que llegó a este punto del año sin lo que se precisa para dar el salto de calidad: jerarquía individual para moldear los resultados a su favor. Se fue de las dos competencias con buenas intenciones pero esto de hoy tiene un solo rótulo: papelón.


 

El escenario para Racing asomaba favorable teniendo en cuenta los antecedentes de cada equipo. De local, ante su gente, la Academia recibía al colista del grupo. El Darsenero sólo había ganado uno de los anteriores cinco juegos. El equipo de Fernando Gago había ganado su duelo ante Melgar para llegar a este partido necesitando apenas empatar para aguardar por el sorteo de los octavos de final este viernes. Pero erró todo lo que generó, sobre todo el primer tiempo, y pagó con creces su estadía en la Copa Sudamericana.

Sin Leonardo Sigali otra vez, ahora fue el turno de Aníbal Moreno para descansar por acumulación de partidos  y fatiga muscular. Con Javier Correa por el suspendido Enzo Copetti, Gago ubicó a Matías Tagliamonte por Gastón Gómez suspendido y reubicó a Leonel Miranda de volante central para que ingrese Jonathan Gómez por el ex Newell´s. Sin las calidades habituales pero con la intención de siempre, en ese primer tiempo Racing tuvo cuatro situaciones de gol para ponerse adelante en el marcador y hacer la noche más amena. Pero Correa erró todo.

Con un ritmo menos ágil que el habitual, Racing fue el absoluto dominador de ese primer tiempo. Todo lo que pudiera pasar en el partido era por obra y gracia de la Academia. Cuando Carlos Alcaraz empezó a trazar diagonales o perforar por dentro el equipo salía de la conducción espesa sin cambio de ritmo. Pero la única manera de pisar el área del arquero Fabrizio Correa era con jugadas finalizadas por el ex delantero de Colón e Instituto. El cordobés falló dos mano a mano que no requieren demasiado análisis. En las calidades de quién termina las jugadas queda la respuesta a buena parte de esta eliminación.

Si había alguna duda de parte de Víctor Blanco o el entrenador para ejecutar la compra del pase hoy se esfumó en apenas 45 minutos. El primer mano a mano es el que más lo expone porque corrió de frente al arco con tiempo para resolver con su pierna hábil pero demoró tanto que se tuvo que acomodar para su zurda. Abrió tanto el remate que se fue ancho por el segundo palo. La siguiente fue parecida a las que tuvo en el complemento. Diagonal del centro a la derecha y remates cruzados o al bulto. Si algo caracteriza al centro delanteros de Racing es su falta de capacidad para resolver en espacios reducidos. A pesar de haber marcado varios goles cada uno.

River tocó dos piezas para el complemento. Adentro Gonzalo Castro para atacar a Facundo Mura y el ingreso de otro extremo, Matías Ocampo, para sostener a Eugenio Mena. El chileno había atacado bastante durante el primer tiempo en sociedad con Edwin Cardona aunque sin tanta resolución. El resultado fue que en esos diez minutos iniciales del complemento la visita tuvo dos claras. Ocampo primero exigió a Tagliamonte y de ese córner llegó un cabezazo de Horacio Salaberry que contuvo el ex arquero de Atlético Rafaela.

Un Racing pasivo, sin la energía para repetir lo del primer tiempo, fue cayendo en la red del equipo uruguayo. Con dignidad para competir sabiéndose eliminados, los visitantes fueron aplicados para darle la pelota a la Academia y salir de contra. La pelota parada, herramienta que aprovechó con eficacia, rompió el partido. Salaberry capturó una pelota perdida y le dio de lleno al palo izquierdo de Tagliamonte.

De ahí en adelante a Racing lo castigó el reloj. Mientras en Perú el empate de Melgar y Cuiabá eran benévolos, el equipo se mostró apurado pero sin prisa. Cuando los peruanos pasaron adelante en el marcador la Academia ya profundizó su apuro sin ideas, con una suma de pases horizontales que eran una tranquilidad para el fondo charrúa. Tuvo sus chances, claro que sí, pero el castigo por no tener las cualidades que un futbolista debe tener en estos escenarios fue demasiado para un equipo que vio como sus buenas intenciones quedaron en la puerta de la clasificación.

Un ejemplo que alcanza para entender que le falta a este equipo es el banco de suplentes: el único delantero disponible era Benjamín Garre. Mientras Javier Correa desperdició seis situaciones de gol dentro del área, Copetti estaba en la platea por acumulación de amarillas y Hauche lesionado. Un plantel corto y sin variantes en la zona donde el único disponible le erró al arco toda la noche. Después había seis defensores y cuatro mediocampistas. Tres volantes centrales y un ocho. 

 

 A pesar de todas las buenas intenciones y el evidente buen pasar del equipo en varios tramos del semestre, los de Fernando Gago perdieron lucidez en el pasaje más crítico de las competencias. Ante Boca y River de Uruguay precisaba ese diferencial que convierte a un buen equipo en un equipo con aspiraciones. Para eso aún deberá esperar.

 

 

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

Jueves, 19 Mayo 2022 00:40

Jugó y metió para ganar

Triunfo de Racing por 1 a 0 frente a Melgar de Perú por la fecha 5 del grupo B de la Copa Sudamericana. El gol de Tomás Chancalay al cierre del primer tiempo llegó justo cuando más lo precisaba el equipo luego de haberse quedado con diez futbolistas por la expulsión de Gastón Gómez. La Academia así dio vuelta la página tras la eliminación del sábado ante Boca y ahora con un punto ante River Plate de Uruguay se asegurará el pase a la siguiente ronda del certamen continental.


 

Luego del golpe que significó quedar afuera por penales de la Copa de la Liga ante Boca, Racing debía dar vuelta la página rápido porque este duelo ante el equipo peruano era también decisivo para las aspiraciones de la Academia en esta competencia. Asimilar ese traspié como lo hizo durante casi 35 minutos donde sólo le faltó el gol fue una buena noticia. El equipo de Fernando Gago fue superior y no se puso en ventaja antes porque no era una noche de resolución sencilla. ¿Las razones? Continúe leyendo.

La lesión de Matías Rojas abrió una ventana para que Gago dudara entre Fabricio Domínguez o Edwin Cardona para ocupar la plaza de extremo. El lugar fue para el colombiano y así, con los ingresos de Nery Domínguez y Eugenio Mena por Leonardo Sigali y Gonzalo Piovi, fueron tres los cambios respecto al once que comenzó la semifinal de la copa doméstica. Con la habitual postura de tomar el partido bajo sus parámetros la Academia fue amplio dominante. La otra variante fue posicional, con Tomás Chancalay ubicado en el extremo derecho para dejarle su lugar al ex Boca en la izquierda.

Racing fue dominante ante un Melgar que con la ventaja de tres puntos y saber que definía de local el grupo apostó por pausar el juego y esperar los momentos para atacar de contra. Ya a los tres minutos lo tuvo Chancalay tras una recuperación alta de Enzo Copetti en salida, pero su remate fue a las manos del arquero Jorge Cabezudo. Tuvo otra el ex Colón con el arco vacío pero cruzó su tiro y la pelota pegó en el poste. La Academia merecía estar en ventaja pero no lograba perforar el arco peruano.

La noche no sería sencilla. El equipo jugaba bien pero no podía trasladar a la red todo lo bueno que hacía colectivamente. Incluso Cardona estaba más participativo, como nunca casi desde que llegó al club. Pero sobre los 35 minutos, presionado contra la raya, decidió jugar hacia atrás desde casi la mitad de la cancha. El delantero Bernardo Cuesta intuyó el error y se anticipó a la salida desesperada de Gastón Gómez. Mano y último recurso. El paraguayo Derlis López, de pésimo arbitraje, lo expulsó. El curso del partido cambiaba.

A pesar de la desventaja numérica Melgar no dio el paso adelante en ese momento. Racing siguió insistiendo con su idea y construyó una jugada colectiva entre Facundo Mura, Leonel Miranda y Tomás Chancalay. El ex Sabalero recortó de afuera hacia adentro y definió de zurda al primer palo para poner en ventaja a Racing. Cuando más apremiaba el contexto por la expulsión y sufrir otro golpe, el equipo daba un paso al frente el marcador y anímicamente eso sería vital para el futuro inmediato del partido.

El segundo tiempo fue previsible. Melgar, ahora en desventaja en el resultado y en la tabla, asumió el mando. También porque Racing eligió cederlo y jugar a que el reloj corra y esperar alguna oportunidad para poner a trabajar al incansable Copetti o soltar a Carlos Alcaraz con alguna corrida. Eso sucedió poco. El equipo trabajó mucho para achicar espacios y se cargó de tarjetas por la patética labor del árbitro guaraní.

Para defender casi todo el segundo tiempo Gago quitó a Chancalay y mandó a Piovi. Así el parado defensivo fue con Tagliamonte; Mura, Nery, Insúa, Piovi y Mena. Tres volantes delante de ellos: Miranda, Moreno y Alcaraz y adelante sólo Copetti para fajarse, literalmente, con los centrales peruanos. Una prueba para este equipo que no suele defender tan cerca de su arco ni dejar la pelota en los pies rivales mucho tiempo.

El triunfo no sólo lo posiciona de manera favorable para afrontar el cierre ante River con la necesidad de sumar apenas un punto para meterse en la próxima ronda de la Copa Sudamericana sino que salió del golpe sufrido el fin de semana con matices que todo equipo precisa para seguir creciendo: jugó bien cuando pudo sostener su idea y defendió con mucha aplicación cuando el partido demandaba eso.

Pero sobre  todo no se quedó atado a una derrota injusta y dio vuelta la página rápido.

Paolo Cella

@EspeRacinguista

@Paolo_Cella

Página 1 de 40

 

Opinión

Oportunidades perdidas

Opina:

Racing ya condicionó su año deportivo con deslices que lo alejaron de casi todas las competencias que afrontó en este 2022. Por eso los recientes empates en casa ante Arsenal y Tigre, con los condimentos que cada uno de ellos…

Próximo Partido

Fecha 13

Equipo 1


Domingo, 14 Agosto 2022

15h


Árbitro: A confirmar

TV: Racing 24 Online

Torneo: Liga Profesional de Fútbol

Equipo 2

Último Partido

El empate castiga el mal juego
Torneo: Liga Profesional

Equipo 2

Último Programa

Tabla de Posiciones

LIGA PROFESIONAL 2022

# Equipo Pts PJ PG PE PP GF GC DIF
1 Atl Tucuman 25 12 7 4 1 13 6 +7
2 Gimnasia (LP) 24 12 7 3 2 13 6 +7
3 Union 21 11 6 3 2 20 17 +3
4 Racing Club 20 12 5 5 2 19 11 +8
5 Argentinos 20 12 6 2 4 15 12 +3
6 Huracan 20 12 5 5 2 12 9 +3
7 River Plate 18 12 5 3 4 17 12 +5
8 Patronato 18 12 5 3 4 16 13 +3
9 Godoy Cruz 18 12 5 3 4 13 11 +2
10 Platense 18 12 4 6 2 12 10 +2
11 Boca Juniors 18 12 6 0 6 18 20 -2
12 San Lorenzo 17 12 3 8 1 15 12 +3
13 Newells 17 12 4 5 3 10 9 +1
14 Sarmiento (J) 17 12 5 2 5 13 13 0
15 Tigre 16 12 4 4 4 20 18 +2
16 Arsenal 16 12 3 7 2 14 14 0
17 Banfield 15 12 3 6 3 12 10 +2
18 Def y Justicia 14 12 3 5 4 11 13 -2
19 Colon 14 12 3 5 4 10 12 -2
20 Central Cba (SdE) 14 12 4 2 6 14 17 -3
21 Barracas Central 14 12 3 5 4 13 16 -3
22 Rosario Central 14 12 4 2 6 8 13 -5
23 Estudiantes (LP) 13 12 3 4 5 13 16 -3
24 Talleres (C) 12 11 3 3 5 8 10 -2
25 Independiente 11 12 3 2 7 11 15 -4
26 Velez 9 12 1 6 5 12 16 -4
27 Aldosivi 8 12 2 2 8 7 19 -12
28 Lanus 6 12 1 3 8 10 19 -9

Compartir