facebooktwitter

VTEM Banners
VTEM Banners
VTEM Banners

Un regalo millonario

Lunes, 19 Junio 2017 07:27
festejo en el vestuario festejo en el vestuario Diario Ole

En el Dìa del Padre, Racing le hizo un guiño a la historia y a la cátedra, ganándole a River en el Monumental dejándolo afuera de la pelea por el título por el presente campeonato, y se insertò nuevamente con chances en la complicada lucha por un lugar en la próxima Copa Libertadores.

 

 

Analisis del partido. En el campo se dice que cuando menos se lo espera “salta la liebre”, en la fría tarde de Nuñez cuando menos se lo esperaba saltò la liebre o lo que es lo mismo, en este caso, “saltò Racing”. Y lo hizo de una manera tan contundente que por primera vez en mucho tiempo empezó a ganar un partido sin haber pateado al arco. Porque de táctica y estrategia hay que hablar, porque la hubo, y también de por què se transformò un plan autocauteloso en un planteo inteligente. Lìnea de cinco resguardando a un arquerito nuevo, casi sin minutos en primera división, protegiendo ademàs la inseguridad propia de los componentes de esa retaguardia y las dudas que dejaron durante todo el torneo tanto en lo colectivo como en lo individual. Tres volantes, uno màs retrasado Luciano Aued, otro que debía ser conector y lo fue a medias, Daniel Gonzàlez y otro múltiple, y lo de múltiple aplica a que el Huevo Acuña, hace todo, y lo màs importante lo hace muy bien. Arriba, a la buena de Dios, Lisandro Lòpez tan lejos de su mejor forma física como del arco y Lautaro Martìnez, quien como Acuña se autoabastece, complica y hace goles milagrosos. Porque a partir del gol que abrió el partido (rebote afortunado de un despeje de Martìnez Cuarta en la suela de Lautaro que se clavò en el palo opuesto de Batalla y se introdujo en el arco) el estadio Monumental pareció abrirse para Racing con un guiño de la fortuna que nunca dijo presente en esa cancha, y el partido cambiò en forma definitiva de dueño y de destino final. Y salvo los últimos 10 minutos en donde la historia pareció recobrar la memoria todo fue de Racing, por lo menos, la potestad de manejar los tiempos, los espacios, el resultado, todo adornado con contundencia.

 

Racing fue efectivo: ni siquiera había pasado por caja y ya había cobrado. Y con plata en los bolsillos se hizo fuerte porque sintió el respaldo de la seguridad que da no saberse miserable. Y a partir de esa seguridad y de la transferencia de dudas que hizo con River, manejò el tràmite del encuentro. Y lo que en un principio pareció ser un plan mezquino se transformò en una situación harto beneficiosa por la comodidad con que fue elaborando una goleada parcial y por las dudas que le transfirió al quipo de Marcelo Gallardo que después del primer golpe recibido nunca volvió a entrar en partido, salvo por dos goles que convirtió cerca del final que tuvieron que ver, como el primero de Racing, mucho màs con el azar que con el juego.

 

Una vez màs Diego Cocca supo recomponer situaciones problemáticas, como después de aquel recordado partido frente a Argentinos por la Copa Argentina. Y lo hizo volviendo a meter mano en donde està el mal enquistado: en la defensa. A partir de quizá una ¿exagerada? sobreprotección, se consiguió una seguridad que nunca se tuvo antes, seguramente porque los defensores sintieron un respaldo que sus propias limitaciones no les permitieron tener a lo largo de todo el campeonato. Cocca cuando piensa sin dejarse llevar por los pronosticadores de turno, acierta. Porque conoce el paño. Y con simples retoques transformò un equipo hìbrido en un todoterreno. Primero peleando el partido y después jugándolo, porque Racing no se quedó solo en lucha, porque cuando se afianzò en el juego y en el resultado, soltò amarras y desplegò algo màs que cuidados intensivos. Y ahì estuvo lo màs positivo, a los quince minutos del segundo tiempo, casi todos sabíamos que de no ocurrir una catástrofe la historia estaba sellada. Y no tanto por la amplitud del marcador sino por la amplitud del dominio sicològico que Racing ejerciò sobre River minimizándolo.

 

Racing llevò a su menor expresión a un candidato al título en su propio estadio lo que nos hace reflexionar sobre el verdadero sentido del fútbol. E instala las mismas dudas de siempre: se tratò de una mala tarde de River y de una excelsa de Racing, en donde los fantasmas del Monumental se fueron a festejar el dìa del padre a otro sitio, o fue el producto de pensar y acertar con la estrategia programada. Nunca lo sabremos porque con cada partido se escribe una historia diferente. Por lo pronto, lo que deja es que Racing tiene dos jugadores distintos del resto – Marcos Acuña y Lautaro Martìnez- y que con la ayuda de un buen acompañamiento se puede ser competitivo. Y que pensando se pueden disimular defectos que parecían insalvables. Los mediocres no serán nunca brillantes pero si son bien conducidos pueden ser utilitarios y Racing en el fatídico estadio Liberti demostró que no tiene tan poco pero que tampoco significa que tenga tanto, significa simplemente que si se piensa se le puede ganar  cualquiera en el mediocre fútbol argentino.

 

Ricardo Zanoli

 

 

Información adicional

  • Equipo 1: Equipo 1
  • Equipo 2: Equipo 2
  • Fecha: Domingo, 18 Junio 2017
  • Hora: 17.15
  • Goles Equipo 1: 2
  • Goles Equipo 2: 3
  • Arbitro: Diego Abal
  • TV: Canal trece
  • Torneo: De la Independencia
Modificado por última vez en Lunes, 19 Junio 2017 07:50

 

Opinión

Modo ganador: ON

Ustedes merecedores, nosotros también, Licha también, todos, absolutamente todos, somos merecedores de los que nos pasa. Todos escribimos nuestra propia historia en el tiempo, para merecernos que hoy Racing sea campeón por 18va vez en la vida.

Próximo Partido

Racing Club vs. Boca Unidos

Equipo 1


Domingo, 21 Julio 2019

A definir


Árbitro: A definir

TV: AM 970 y Racing 24

Torneo: Copa Argentina - 32avos de Final

Equipo 2

Último Partido

"No tenemos más nafta"
Torneo: Copa Superliga - Cuartos de Final (VUELTA)

Equipo 1
Equipo 2

Último Programa

Tabla de Posiciones

Compartir